Brasilia, 28 jul (Prensa Latina) El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva acusó a Estados Unidos de estar detrás de la secuencia de golpes de Estado contra gobiernos de América Latina y ser hoy una grave amenaza para la democracia en la región.
‘La verdad es que América Latina no tiene derecho a ser democrática y a cuidar de su pueblo, porque los estadounidenses amenazan a los latinoamericanos como si fueran su propio patio trasero’, denunció Lula durante una entrevista con el canal de televisión qatarí Al Jazeera, citada por medios locales.

Precisó que ‘alguien siempre aparece y estrangula, alguien siempre viene a dañar la democracia. Estados Unidos siempre está detrás de esto’, recalcó.

Denunció que Washington tuvo como objetivo quebrar a la estatal Petrobras y destruir a las empresas de ingeniería en Brasil.

Reiteró que la potencia norteña apoyaba los cambios de régimen de forma ilegal en América Latina, en detrimento de la democracia y las fuerzas políticas que estuvieron al frente de la mayoría de los países de la región.

El fundador del Partido de los Trabajadores está en libertad después de cumplir 580 días de prisión política tras ser condenado sin pruebas y eliminado de la carrera presidencial en 2018 por el exjuez Sérgio Moro, quien posteriormente se convirtió en ministro del mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro.

‘Estuve en la cárcel cuando me prohibieron ser candidato porque temían que ganara las elecciones presidenciales’, apuntó Lula.

Señaló que se demostró que ‘la Policía Federal, más el Ministerio Público, más el juez Moro eran servidores del Departamento de Justicia de Estados Unidos y del FBI (Buró Federal de Investigaciones)’.

El exdirigente obrero anunció que tiene la intención de presentar una demanda contra la operación judicial Lava Jato en los tribunales de Estados Unidos por el acuerdo ilegal entre el grupo de trabajo en la sureña ciudad de Curitiba y el FBI.

‘Quiero saber cuál fue la participación efectiva del FBI’, recalcó el exmandatario.

El pacto de la Lava Jato se firmó informalmente con el FBI, fuera de los procedimientos legales y sin el conocimiento del Ministerio de Justicia, según lo determinado por la ley y el tratado de cooperación entre ambos países.

Lula comunicó asimismo que busca más información del gobierno suizo por otras irregularidades cometidas por los fiscales dirigidos por el procurador Deltan Dallagnol.

‘Lava Jato tomó toda la información sobre Odebrecht y descubrió que no tenía mi nombre. Sospechamos y vamos a solicitar a los tribunales suizos el caso. Pienso que el Ministerio Público (brasileño) mintió’, consideró el exlíder metalúrgico.

Recordó que hasta ahora no hay pruebas de que haya cometido ningún crimen en su vida.

ga/ocs