Londres, 17 jul (Prensa Latina) Seguidores del fundador de Wikileaks, Julian Assange, celebraron hoy el apoyo de una veintena de parlamentarios británicos a una moción presentada ante la Cámara de los Comunes contra su extradición a Estados Unidos.
Esta es una señal de apoyo parlamentario multipartidista, y exhortamos a cada uno de los miembros del Parlamento que se preocupa por la libertad de expresión a respaldar esta moción, afirmó Joseph Farrell, embajador de la organización creada por Assange para publicar filtraciones y documentos de fuentes anónimas.

La campaña Don´t Extradite Assange (No extraditen a Assange) informó que la iniciativa fue presentada esta semana ante la Cámara Baja por el legislador laborista Richard Burgon, quien fue ministro de Justicia en el llamado gabinete la sombra (opositor).

En opinión de Farrell, el texto representa una oportunidad única para que los legisladores dejen constancia de su preocupación por este caso tan importante para las libertades civiles.

Entre los firmantes del escrito destacan el exlíder del Partido Laborista Jeremy Corbyn y sus correligionarios Diane Abbot y Rebeca Long Bailey, y representantes de otras organizaciones opositoras como Caroline Lucas, de los Verdes; Gavin Robertson, del Partido Unionista Democrático; Kenny MacAskill, del Partido Nacional Escocés; y Liz Saville, del galés Plaid Cymru.

Assange fue detenido por Scotland Yard el 11 de abril de 2019 en la embajada de Ecuador en Londres, después que el Gobierno ecuatoriano le retiró el asilo político concedido siete años atrás.

Tras ser condenado a 50 semanas de cárcel por violar una fianza concedida en 2012 por la justicia británica, en relación con una acusación por presuntos delitos sexuales que luego fue desestimada por Suecia, la jueza Vanessa Baraitser determinó que Assange debe esperar en prisión por su decisión sobre una orden de extradición presentada por Estados Unidos.

El Gobierno norteamericano quiere juzgar al periodista australiano por difundir en su portal Wikileaks cientos de miles de archivos y documentos que sacaron a la luz pública los crímenes de guerra cometidos por las tropas estadounidenses en Iraq y Afganistán, y otros secretos del Departamento de Estado.

El juicio de extradición comenzó en febrero pasado en una corte londinense, pero fue suspendido por la pandemia de Covid-19, y su reanudación está prevista para el 7 de septiembre próximo.

De ser entregado a los fiscales estadounidenses, Assange podría ser condenado a 175 años de cárcel, a partir de los 18 cargos que se le imputan, y que incluyen desde conspiración para cometer espionaje hasta piratería informática.

mgt/nm