Washington, 28 jun (Prensa Latina) Ante el rápido incremento del número de casos de Covid-19 en Estados Unidos, una docena de los estados del país pausan sus planes de reapertura y aumentan hoy las restricciones para detener la propagación.
Texas, Florida, Georgia, Idaho, Tennessee y Utah registraron en las últimas horas los totales más altos de nuevos casos en un solo día, y esto disparó las alarmas de sus autoridades locales.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, detuvo el plan de reapertura gradual y ordenó nuevas restricciones a las empresas, incluido el cierre de bares y restaurantes.

Los gobernadores Arizona, Arkansas, Delaware, Idaho, Luisiana, Maine, Nevada, Nuevo México y Carolina del Norte también anunciaron que no avanzarán hacia las próximas fases de la reapertura Washington figura entre los últimos estado que informaron un alto en sus planes de reapertura ante el aumento de nuevos casos de Covid-19 en todo el país.

Los especialistas advierten que Florida, si continúa con el crecimiento exponencial de contagios, podría convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia en Estados Unidos: tan solo el sábado, se registraron casi 10 mil nuevos casos.

El gobernador de ese sureño estado, Ron DeSantis, ordenó el viernes que todos los bares dejen de servir alcohol, en un intento por frenar la propagación de la enfermedad.

Asimismo, apuntó que los adultos más jóvenes representan la mayor cantidad de infectados y ahora, la edad promedio de las personas positivas a la Covid-19 es de 34 años.

Estados Unidos reporta más dos millones 590 casos de Covid-19 desde el inicio del brote, y más de 128 mil muertes, y se mantiene a la cabeza de los países con mayores cifras de contagio.

Más de la mitad de los estados de la nación norteña se enfrentan a un aumento de los casos del nuevo coronavirus, lo cual amenaza con abrumar a los hospitales.

mem/ifb