Por Yodeni Masó Aguila

La Habana, 21 jun (Prensa Latina) Con 32 años de experiencia y misiones solidarias en diversas partes del mundo, el ingeniero Osmin Camero representa hoy el conocimiento y la ciencia de Cuba al servicio del pueblo de Granada frente a la pandemia de Covid-19.

Especialista en electromedicina, Camero refuerza en la actualidad la asistencia técnica en la nación insular ante el azote de la Covid-19, avalado por la superación constante en cursos y entrenamientos en equipos médicos, laboratorio, radioterapia y soporte de vida, tanto en Cuba como en el extranjero.

De 58 años de edad y natural de la provincia cubana de Matanzas, el internacionalista enfrenta su novena colaboración, tras brindar sus esfuerzos en Costa Rica, en dos oportunidades en Sudáfrica, cuatro en Venezuela y una en Haití, esta última en 2010 como miembro de la Brigada Henry Reeve.

En diálogo con Prensa Latina vía Whatsapp, el cooperante cubano resaltó el trabajo de los últimos meses al complementar la respuesta granadina a la Covid-19, mediante el acondicionamiento de centros de aislamiento para la atención a pacientes sospechosos y positivos a la enfermedad del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Graduado de ingeniero en Control Automático, el brigadista destacó el estudio y capacitación constante en cada misión solidaria, al enfrentar tecnologías y equipos diferentes a los usados en la mayor de las Antillas.

En su tercer año de colaboración en Granada, Camero mencionó el montaje y la reparación de equipos de Rayos X, monitores de parámetros fisiológicos y ventiladores pulmonares, los cuales son esenciales en la asistencia a los enfermos de Covid-19.

A su criterio, la entrega, profesionalidad y humanismo distingue a los cooperantes cubanos de la salud, quienes reciben elogios de los ciudadanos de Granada, por ofrecer calidad de vida a ellos y a miles de personas en diversas partes del mundo.

Pese a la distancia familiar y a la ausencia paterna en un acontecimiento significativo en la vida de los hijos, el especialista cubano ponderó el orgullo de contribuir con el ejemplo internacionalista a la formación profesional de sus seres queridos.

Este domingo, el electromédico Camero vivirá un día de los padres diferente y desde su puesto de trabajo en Granada enaltece el principio humanista de la medicina de Cuba, consciente del valor de la cooperación en beneficio de un mundo mejor.