Washington, 18 jun (Prensa Latina) Legisladores demócratas de Estados Unidos manifestaron hoy que podrían buscar una comparecencia del exasesor de seguridad nacional John Bolton sobre las revelaciones contenidas en su libro acerca del presidente Donald Trump.

En específico, los miembros de la fuerza azul quieren enfocarse en las afirmaciones del controvertido exconsejero de que Trump buscó ayuda extranjera para ser reelegido.

Tomaremos una decisión, me reuniré con los presidentes para emitir un juicio, expresó en una conferencia de prensa la titular de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y sostuvo que el público estadounidense tiene el derecho a saber la verdad.

Las revelaciones contenidas en el venidero libro de Bolton, ‘La habitación donde sucedió: una memoria de la Casa Blanca’, previsto para lanzarse el 23 de junio, provocan nuevos cuestionamientos sobre Trump, pero también generan más críticas contra el controvertido exconsejero.

Medios de prensa norteamericanos obtuvieron por adelantado copias del material, en el cual el exasesor de Trump describe al presidente como un líder corrupto, mal informado e imprudente que utilizó el poder de su oficina para promover sus propias necesidades personales y políticas, y las llegó a anteponer a los intereses de la nación.

Entre otros temas, Bolton aseguró que el mandatario republicano pretendió obtener ayuda de China para ganar la reelección.

Según su recuento, en una reunión entre Trump y su homólogo Xi Jinping en una cita del G-20 en Japón el año pasado, el norteamericano dirigió las conversaciones hacia los comicios presidenciales de noviembre próximo, y manifestó que más compras de soja y trigo por parte de China podrían apoyarlo en el resultado electoral.

Bolton escribió, además, que en las discusiones sobre los intentos de sacar del poder al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, Trump insistió en las opciones militares, y les dijo a sus asesores que la nación sudamericana ‘realmente es parte de Estados Unidos’.

En las revelaciones del libro se incluyen también explosivos comentarios del gobernante sobre los periodistas, de quienes dijo que debían ser ejecutados, y que quería que fueran encarcelados en un intento por obligarlos a revelar fuentes.

Más allá de mostrar interés en escuchar a Bolton, varios legisladores demócratas arremetieron contra el exconsejero porque se negó a dar su testimonio a finales del año pasado en los procedimientos de juicio político en la Cámara Baja, para luego publicar en el libro gran parte de la información sobre la cual habría sido interrogado en el Congreso.

Al personal de Bolton se le pidió que testificara ante la Cámara sobre los abusos de Trump, y lo hizo. Tenían mucho que perder y mostraron un verdadero coraje. Cuando se le preguntó a Bolton, él se negó. En cambio, guardó la información para un libro. Bolton puede ser un autor, pero no es patriota, escribió en Twitter el congresista demócrata Adam Schiff.

rgh/mar