La Campaña Defender la Libertad: asunto de todas denuncia ante la comunidad nacional e internacional, los hechos de abuso de autoridad y agresión que agentes de la policía nacional adscritos al Centro de Atención Inmediata -CAI- de la Joya, en contra de integrantes de la comunidad del barrio El Mochuelo Bajo en la ciudad de Bogotá, quienes instalaron un punto biológico para al autocuidado de los habitantes de ese sector.

Hechos

  1. Ante el riesgo generalizado que representa la propagación del virus COVID-19, habitantes del barrio El Mochuelo Bajo decidieron poner un punto biológico al ingreso de su territorio.
  2. En ese punto biológico, los integrantes de la comunidad instalaron una cuerda y unos conos con los que reducían la velocidad de los vehículos que particulares o del Sistema Integrado de Transporte que ingresaban a su comunidad.
  3. Una vez allí, los pasajeros de los vehículos recibían gel desinfectante de las personas organizadas para ese fin, con el ánimo de neutralizar posibles infecciones y reducir riesgos de contagio en El Mochuelo Bajo.
  1. La iniciativa comunitaria estuvo instalada durante casi 15 días. En su curso, tuvo cubrimiento del Canal Capital, que destacó la medida como forma de auto cuidado. Así mismo, estuvo acompañada y verificada por el CAI móvil número 17-1-0527, cuyos agentes destacaron la buena labor que adelantaban las personas.
  2. El día 26 de abril, una persona en estado de alicoramiento pretendió ingresar conduciendo un vehículo al barrio El Mochuelo Bajo; ante el percance, hicieron presencia agentes de policía adscritos al CAI La Joya, quienes además reprendieron oralmente a los integrantes de la comunidad que participaban del punto biológico.
  3. En el intercambio de palabras, los participantes del punto biológico se comprometieron a solicitar un permiso en la Arbolizadora Alta, que de allí queda a unos 40 minutos, a lo que el Intendente les respondió que de cualquier manera los “levantaría” del lugar.
  4. El día 27 de abril, el Agente de Policía al mando del CAI La Joya y otro policía más hicieron presencia en el punto biológico, nuevamente increpando a quienes participaban de él y amenazando con la imposición de comparendos por infringir las medidas de aislamiento preventivo.
  5. Momentos después llegaron 4 policías más motorizados y otros 10 en un camión; el policía al mando insultó a las personas que allí estaban, quienes además recibieron golpes e insultos de los demás policiales.
  6. La señora Claudia Suárez se vio afectada tras recibir fuertes golpes propinados en su espalda por uno de los policías.
  7. Dos jóvenes hermanas que habitan el barrio se encontraban en el lugar llevando una panela para que prepararan y tomaran las personas que se encontraban en el punto biológico, así como otros integrantes de la comunidad habían estado llevando alimentos u otras provisiones a quienes participaban de esa actividad.
  8. En medio de esa agresión generalizada, una de ellas fue atacada con descargas eléctricas, su hermana reaccionó reclamando por esa agresión y fue conducida por los policías, tomada del pelo y arrastrada en un trayecto de aproximadamente 50 metros; recibiendo también varias descargas eléctricas con un taser.
  9. Esta mujer fue esposada y permaneció privada de la libertad en el CAI La Joya hasta la madrugada del día 28 de abril. Allá se le dijo que sería sancionada con un comparendo, le hicieron firmar en una tablet, pero ni se le informó por qué ni se le entrego copia física o virtual del mismo.
  10. Tras la agresión sufrida, los habitantes de El Mochuelo Bajo se intimidaron y decidieron no continuar con el punto biológico y la mitigación del riesgo que esa medida pudiera significar.
  11. Para colmo, la situación sanitaria de ese barrio se agravó con el deslizamiento presentado en el Relleno Doña Juana, lugar del que son vecinos.
  12. A ello suman los habitantes de El Mochuelo la crisis humanitaria por la carencia de alimentos u otros apoyos de parte de la Administración Local de Bogotá.

EXIGIMOS

  1. Al Gobierno local de Bogotá que implemente medidas de mitigación del riesgo salubre y social en favor de la comunidad El Mochuelo Bajo, así como que dé instrucciones claras a los integrantes de la Policía Nacional, para que no se cometan más atropellos allá ni en ningún punto de la ciudad.
  2. A la Fiscalía y a la Procuraduría General de la Nación que investigue los hechos relacionados y se adelanten las acciones que permitan identificar, individualizar y sancionar a los policiales responsables de los actos arbitrarios en que incurrieron.