Por Waldo Mendiluza

Luxemburgo, 23 abr (Prensa Latina) El bloqueo económico impuesto por Estados Unidos a Cuba se convierte en estos tiempos de pandemia de la Covid-19 en un crimen contra la humanidad, denunció hoy Christiane Tonnar, presidenta de la asociación Solidaridad Luxemburgo-Cuba (SLC).

En declaraciones a Prensa Latina, advirtió que no merece otro calificativo una política de guerra destinada a exponer ante la enfermedad y la muerte a la población civil.

Sin embargo, casi 60 años de cerco no han podido quebrar la voluntad de resistencia de los cubanos, aun cuando ningún otro país ha enfrentado un bloqueo tan largo e injustificado, destacó.

De acuerdo con Tonnar, existe mucha desinformación en torno a este tema, y gran cantidad de personas piensa que las medidas hostiles han sido aliviadas o incluso levantadas, sin saber que en realidad con la administración de Donald Trump ha ocurrido todo lo contrario, su recrudecimiento.

Respecto a la solidaridad de la isla, expresada por estos días mediante la presencia de centenares de médicos en decenas de naciones afectadas por la Covid-19, opinó que demuestra una vez más que un mundo mejor es posible.

El hecho de que los cubanos estén dispuestos a dar la vida para salvar otras en suelo extranjero les otorga un enorme prestigio, afirmó la integrante de SLC, organización fundada en 1994.

Según Tonnar, frente a la Covid-19 la asociación lanzó una campaña de colecta de fondos entre sus 500 miembros y donantes, la cual en muy poco tiempo logró reunir 18 mil euros.

Este dinero ?detalló- fue enviado a Cuba para apoyar el trabajo del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), un centro con el que SLC colabora desde 2017 y se encuentra en la actualidad en la primera línea de la batalla contra la pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

‘Pero no detuvimos nuestra labor ahí, ya que presentamos una solicitud de asistencia de emergencia ante el Ministerio de Cooperación de Luxemburgo y continuamos la campaña de recolección de fondos con la mira en la compra de respiradores, equipos clave para enfrentar la Covid-19’, explicó.

Tonnar insistió en que las dificultades que tiene Cuba para comprar los respiradores, ratifican el carácter inhumano del bloqueo impuesto por Estados Unidos.

Hace pocos días se divulgó la noticia de la imposibilidad de la isla de acceder a respiradores antes suministrados por los fabricantes Imtmedical AG y Acutronic, adquiridos por la compañía norteamericana Vyaire Medical Inc.

‘Lamentablemente, la directriz corporativa que tenemos hoy día es suspender toda relación comercial con Medicuba’, argumentaron ambos proveedores con sede en Suiza.

mem/wmr