Londres, 23 abr (Prensa Latina) El Reino Unido inició hoy un estudio entre la población, para entender mejor la tasa de infección del nuevo coronavirus, y calcular la cantidad de personas que habrían desarrollado inmunidad a la Covid-19.

Según informó el gobierno británico, para esta primera etapa del experimento piloto se seleccionaron 20 mil hogares de Inglaterra, los cuales servirán de muestra representativa de toda la población del país por edad y ubicación geográfica.

Durante el pesquisaje se tomarán muestras de nariz y garganta a los voluntarios, tengan o no síntomas de la enfermedad, primero una vez a la semana durante cinco semanas, y luego cada mes en el trascurso de un año.

También se extraerá sangre a los adultos que viven en un millar de esos hogares, para determinar si estuvieron infectados con el virus, y desarrollaron algún tipo de inmunidad.

Los primeros resultados se conocerán a principios de mayo próximo, y se espera que ayuden a la comunidad científica y las autoridades que luchan contra la pandemia de Covid-19, que deja hasta el momento más de 18 mil muertos y cerca de 134 mil contagios en el Reino Unido.

El estudio, dirigido por el Departamento de Salud y Atención Social y la Oficina Nacional de Estadística, se basa en la experiencia científica de la Universidad de Oxford, y cuenta con el apoyo de los laboratorios de dos compañías británicas, agregó el comunicado.

El texto cita también al ministro de Salud, Matt Hancock, quien asegura que el pesquisaje ayudará a rastrear los niveles actuales de transmisión e infección del coronavirus en el país, al tiempo que responde a preguntas cruciales sobre la inmunidad.

Los resultados nos ayudarán a una mejor comprensión de la propagación del virus hasta la fecha, predecir su trayectoria futura, e informar de las acciones que tomaremos, incluido el desarrollo de nuevos tipos de pruebas y tratamientos, agregó.

Hancock afirmó la víspera que el Reino Unido había logrado aplanar la curva de infección, y se encontraba en el pico de la pandemia.

El funcionario alertó, no obstante, que las medidas de distanciamiento social en vigor desde el 23 de marzo pasado se mantendrán hasta que no haya señales claras de que no se producirá una segunda oleada de la enfermedad.

Al respecto, el principal asesor médico del gobierno, Chris Whitty, pronosticó que algunas reglas de la cuarentena tendrán que mantenerse durante al menos un año, pues según dijo, las probabilidades de que disponer de una vacuna a corto plazo son ‘extremadamente pequeñas’.

Por su parte, la Universidad de Oxford tiene previsto iniciar este jueves las primeras pruebas en humanos de un candidato vacunal que según dijo la reconocida institución, tiene un 80 por ciento de probabilidades de éxito.

mem/nm