Brasilia, 22 abr (Prensa Latina) El Partido de los Trabajadores (PT) calificó al presidente Jair Bolsonaro de exterminador del futuro de Brasil, donde promueve hoy un verdadero genocidio, en medio del combate contra la pandemia de Covid-19.

Bolsonaro ‘es el mayor responsable de una política oscurantista, no científica e irresponsable que puede acabar con miles de vidas y millones de empleos’, denunció el secretario general del PT, diputado Paulo Texeira, en un extenso artículo publicado en el portal Brasil de Fato.

El dirigente partidista aseguró que al negar todas las observaciones sanitarias internacionales y estimular el fin del aislamiento horizontal, el mandatario ultraderechista no solo coloca en riesgo vidas, sino también pone a la propia economía en un estado de calamidad.

Según Texeira, la pandemia en el país es mucho más grande de lo que muestran los registros oficiales de fallecidos e infecciones. Hasta el momento Brasil contabiliza dos mil 741 decesos y 43 mil nueve contagios.

Por la ausencia de pruebas, precisó, ‘hay muchas más personas contaminadas con la Covid-19 y muchas más muertes por la enfermedad que se registra como Síndrome Respiratorio Agudo por un edema pulmonar’.

Indicó que científicos del Instituto Serrapilheira de Porto Alegre advirtieron el 15 de abril que la pandemia en Brasil es siete veces más grande de lo reportado y ‘la tendencia es su aumento exponencialmente en los próximos días’.

Alertó que cuanto más tiempo se tarde en instituir un aislamiento social consecuente -en actividades no de naturaleza esencial y que ponen freno a la propagación del virus-, más tiempo llevará volver a la normalidad económica.

Puede parecer paradójico, apuntó, ‘pero la mejor y más responsable acción para salvar la economía es detener todas las actividades que no son de carácter esencial’.

El parlamentario insistió en que, si tomamos el aislamiento vertical (por edades) como quiere Bolsonaro, ‘tendremos un proceso mucho más largo en el tiempo de retratar la actividad económica, que -en conjunto- puede llevar de una recesión a una profunda depresión’.

Refirió que una perspectiva de futuro para el pueblo brasileño requiere de manera urgente adoptar medidas más enérgicas en dirección al pacto sanitario y a la preservación de los empleos, las empresas y la renta nacional.

De acuerdo con el secretario general del PT, el Estado, bajo el mando de Bolsonaro y el ministro de Economía, Paulo Guedes, ha sido ágil en la preservación del sistema financiero, pero no tan rápido en la solución de los principales problemas sociales, ya alarmantes antes de la crisis del nuevo coronavirus.

‘El desempleo, el hambre, el desánimo y la informalidad amenazan aún más el futuro, colocando al neoliberalismo en el más profundo descrédito, como un modelo de desarrollo incapaz de responder a las demandas sociales’, remarcó Texeira.

jcm/ocs/cvl