Imagen tomada del periódico el Heraldo de Barranquilla, 17 abril de 2020.

ELEMENTOS PARA EL ANALISIS DEL MOMENTO SOCIAL Y POLÍTICO

Comunidad de Puerto Giraldo, en el oriente del Atlántico, clama por el servicio de agua

La emergencia en salud que enfrentamos en el mundo a causa del coronavirus covid19, agudiza sus efectos sobre los pobres y las y los trabajadores formales e informales. La lógica de la avaricia por el dinero a base de explotar el trabajo ajeno es responsable del foco del virus y su origen está vinculado a la agroindustria y la ganadería intensiva. Los gobiernos de Duque, Elsa Noguera, Jaime Pumarejo y demás alcaldes en su mayoría protegen los negocios de los más poderosos al costo de sacrificar la vida de las personas; en primera línea de afectación están los más vulnerables, esos mismos que son la mayoría de la población, que organizados, conscientes y movilizados pueden abrir las posibilidades de cambios: salidas y soluciones alternativas, la profundidad de esos cambios será proporcional a la determinación de sus acciones en acabar con el actual sistema socio económico capitalista en su faceta neoliberal.

El Concejo de Barranquilla y los concejos de la mayoría de los Municipios no se apersonan de la situación y sus posibles soluciones. Su carácter de escenario de control político se encuentra autocensurado a excepción de muy pocos representantes de oposición.

La atención hospitalaria está centrada en la oferta privada (EPS) y en general con los pocos hospitales públicos, incluyendo MI RED en Barranquilla se encuentra limitada, establecimiento protocolos de atención que en la práctica niegan el derecho al acceso a la salud; A los posibles infectados no se les aplica la prueba si no reúnen más de cuatro síntomas (fiebre alta + tos seca + gripe + dificultades para respirar + contacto con alguien que haya dado positivo), lo cual equivale a encontrarse en la etapa aguda de la enfermedad; con ello se nos condenan a que para atendernos tengamos que estar casi postrados.

Mientras las y los trabajadores de la salud colocan la mayor de las cuotas de exposición y pérdidas, porque pagan con su vida la entrega que hacen en defensa de la salud; al día de hoy han fallecido 6 personas del servicio en salud, entre ellos 4 médicos. Consecuencia de la ley 100 sus condiciones salariales y prestacionales son indignas y totalmente desprotegidos al enfrentar la pandemia; en un alto porcentaje se han visto en la necesidad de renunciar, al entender que no son suicidas. En algunos Municipios, como Luruaco se les adeuda más de 4 meses de salario, viéndose obligados a protestar y tomarse el hospital. No es posible salvar la vida aplicando la ley 100, se requiere un modelo de salud bajo una lógica pública, garantizada y dirigida por el Estado; hoy el mayor riesgo de la salud y la vida frente a la pandemia sigue siendo la corrupción y la ganancia desmedida que coloca en último lugar a la vida de las personas. Por eso respaldamos las acciones de la organización médica y el pronunciamiento de los compañeros de ANTHOC.

Las adecuaciones en el centro de eventos y convenciones del caribe en Barranquilla hasta el momento no han sido utilizadas y se requiere una veeduría para asegurar que no termine siendo una estrategia burocrática y corrupta. Autoridades civiles tanto en Barranquilla y el Atlántico, reproducen el esquema del desgobierno de Duque y la caverna del centro democrático que con sus 70 decretos y 40 resoluciones regresivas y retrogradas, protegen a las transnacionales y principalmente a los bancos, mientras entregan migajas en bolsas y cajas disfrazadas de complementos alimentarios con sobrecostos, corrupción y clientelismo. Manipulan la crisis y el asilamiento para beneficiarse con sus negociados como la entrega de electricaribe bajo un esquema que refuerza el modelo fracasado de la privatización con operadores particulares que hoy como ayer vienen sólo a robar más, con un mal servicio y tarifas altas e injustas, con la gabela que hoy el pasivo pensional lo asumirá el Estado, es decir nosotros, los usuarios en las facturas.

El pago de los servicios públicos debe ser asumido por las Alcaldías mientras persistan las medidas de emergencia sanitaria. No todos pierden, mientras los ciudadanos de a pie y trabajadores en general se afectan por la cuarentena, las grandes superficies de supermercados hacen su agosto con un incremento de ventas de hasta un 100%, en primer lugar están las tiendas olímpicas hoy esparcidas por todo el territorio, seguidas de los éxitos, metros, Jumbo, mega tiendas, Aras, Justo y bueno y D1, entre otros. El sector de la calle 30 y gran parte del mercado público de Barranquilla por el contrario es cerrado.

La medida de toque de queda decretado y que luego fue motivo de controversia con Duque demostró que sus afanes están centrados en intentar colocar a raya cualquier inconformismo y manifestación de protesta que afecte el funcionamiento de sus negocios. Los bancos y las empresas de telecomunicaciones abanderan los abusos y el enriquecimiento, no sólo porque en los últimos 4 años la banca acumuló más de 70 billones de pesos en ganancias, también porque en conjunto con las transnacionales de las comunicaciones controlan a su antojo los sistemas de operaciones, sanciones y demás.

Los recursos del gobierno a nivel nacional han engrosado las arcas de los bancos y ahora con alivio a las transnacionales de las comunicaciones, mientras que los clientes sólo ven acumularse sus deudas, aplazar su pago y en el caso de las comunicaciones sufrir cortes, caídas permanente e inestabilidad de la señal, cobros abusivos cobro por reconexión en medio de una emergencia y una parálisis que lógicamente afecta la capacidad de pago de los usuarios. La solidaridad ciudadana ha sido fundamental y la más efectiva medida frente a la carencia de una política efectiva de apoyo alimenticio, que contrasta con la estrategia de las empresas que por vía de donaciones consigue mayores excepciones en impuestos frente a lo que les correspondería declarar. En últimas termina siendo una ganancia más y no un acto de solidaridad. La reactivación de la producción no puede hacerse a consta de terminar de endeudar más a la población.

El programa Barranquilla responde con recursos por 60 mil millones de pesos por BANCOLDEX en donde el Distrito de Barranquilla participa con 5 mil millones de pesos deben ser a cero interés y sin trabas para los micro y medianos empresarios, así como la combinación de esta medida con auxilios para trabajadores informales y una renta básica para las familias en particular de las mujeres mientras dure la emergencia y se reactive la economía. Es de señalar el aumento de las violencias intrafamiliares, contra las mujeres por razones de género confinadas de manera forzada en el mismo espacio con los posibles agresores. Sumado a esto recae sobre ellas el grueso de las tareas de cuidado en casa y la responsabilidad que tienen como cabeza de hogar en garantizar el sustento diario familiar. Exigimos escenarios participativos para la construcción de la política pública en atención a la emergencia sanitaria con la presencia de los gremios y de las organizaciones sociales y de derechos humanos. Se encuentra a la orden del día superar la atomización a la que quieren llevarnos, debemos tener en cuenta las palabras del pronunciamiento del tribunal constitucional de Alemania del 17 de abril del presente año, quien en medio de la pandemia ha declarado que los derechos fundamentales a la protesta no pueden ser cercenados por estados de emergencia, esta sentencia es citada por el doctor y exmagistrado del CNE Armando Novoa en el foro virtual del 18 de abril de 2020 convocado por el Semanario voz ¿LA DEMOCRACIA EN CUARENTENA? LIBERTADES Y GARANTÍAS DEMOCRÁTICAS EN ÉPOCA DE PANDEMIA” con la siguiente frase la: “FORTALECER LA SALUD EN VEZ DE DEBILITAR LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Y PROTEGERNOS CONTRA EL VIRUS NO ES PROTEGERNOS CONTRA LAS PERSONAS”.

Frente a esta encrucijada debemos actuar con las mayores medidas de protección y usando los medios posibles para convocarnos y encontrarnos, entre ellos los cibernéticos. Se hace necesario escenarios sociales de coordinación y articulación de los movimientos alternativos, de derechos humanos y construcción de paz con justicia social, para definir una agenda mínima por la salud, la vida y la paz en el Departamento del Atlántico.Entre algunas de las propuestas para la lucha podrían estar: La eliminación de la excesiva carga tributaria en el Distrito de Barranquilla, así como la propuesta de los estudiantes de la asociación colombiana de estudiantes universitarios ACEU para que se declare la gratuidad universal en las matriculas en la Universidad del atlántico, hoy acogida y presentada por el Diputado de la Colombia Humana up a la gobernadora del Departamento. Las garantías para las y los estudiantes de secundaria y de los docentes del magisterio de conectividad gratuita y equipo tecnológicos.

Elaborado por: Juan Carlos Sandoval Mendoza Docente /Administrador público/Dirigente social y político/Defensor de ddhh.