Washington, 20 abr (Prensa Latina) Expertos estadounidenses presentes en la Organización Mundial de la Salud (OMS) transmitieron información desde finales de 2019 a la administración de Donald Trump sobre el nuevo coronavirus, difunden hoy medios norteamericanos.

Un artículo publicado por el diario The Washington Post y del que se hacen eco otras organizaciones periodísticas apuntó que más de una docena de investigadores, médicos y expertos en salud pública de Estados Unidos trabajaban a tiempo completo en la sede de la OMS en Ginebra, Suiza, cuando surgió el SARS-Cov-2.

El periódico indicó que esas personas enviaron información en tiempo real a la administración de Donald Trump sobre el descubrimiento y propagación del coronavirus en China, según declararon funcionarios norteamericanos e internacionales.

Varios miembros del personal de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de este país son destinados regularmente para trabajar en la OMS en Ginebra como parte de una rotación que ha funcionado durante años.

Fuentes citadas por el diario añadieron que altos cargos de salud designados por Trump también consultaron regularmente con la OMS a los niveles más altos a medida que se desarrollaba la crisis.

Según la publicación, Ray Arthur, director del Centro de Operaciones para la Detección de Enfermedades Globales de los CDC, ha participado en las llamadas diarias de ‘gestión de incidentes’ de esa agencia, y discute información obtenida de los funcionarios de la OMS.

El Post y otros medios como el sitio de noticias Vox consideran que esos elementos refutan las acusaciones del presidente norteamericano de que la OMS terminó 2019 con una mala gestión severa de la respuesta global al virus, y de que el organismo estaba encubriendo información sobre una presunta incapacidad de China para contener el virus.

La semana pasada Trump anunció su decisión de congelar los fondos destinados a la OMS, mientras su gobierno revisa la forma en que el organismo internacional ha manejado la actual crisis sanitaria.

El jefe de la Casa Blanca acusó a la entidad de favoritismo hacia China y de confiar demasiado en las afirmaciones del territorio asiático, además de que ha cuestionado en general la postura de la organización ante la pandemia.

Pero diversas fuentes consideran que esos ataques contra la OMS y la decisión de retirarle el financiamiento de Estados Unidos, su principal donante, es un esfuerzo de Trump por desviar la atención de las fallas de su propio gobierno al enfrentar el coronavirus, que ya causó unas 41 mil muertes en el país.

El propio jefe de Estado ha sido criticado por minimizar en un primer momento la magnitud del brote, y tras dar a conocer que congelaría los fondos de la OMS, recibió numerosas condenas a nivel nacional e internacional.

mem/mar