Wasington, 22 mar (Prensa Latina) La presidenta de la Cámara de Representantes del Senado de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aseguró hoy la negativa de acuerdo entre demócratas y republicanos sobre la sobre la ley de financiación para enfrentar el nuevo coronavirus.

‘Presentaremos nuestro propio proyecto de ley y esperamos que sea compatible con lo que discuten del lado del Senado’, expresó a la prensa Pelosi, quien preside la Cámara de Representantes desde enero de 2019.

La senadora demócrata de California precisó que no se logró llegar a un acuerdo con los republicanos, razón por la cual anunció que la Casa Blanca redactará otra propuesta de proyecto legislativo.

Los líderes demócratas se oponen a una ambiciosa propuesta republicana de gastar hasta 500 mil millones de dólares para apalancar préstamos a una variedad de industrias, desde aerolíneas y compañías de energía hasta fabricantes de automóviles, como parte de un paquete de estímulo frente a la pandemia y crisis por el coronavirus.

Como resultado de este y otros desacuerdos, los líderes demócratas dicen que no tienen un acuerdo antes de la votación procesal clave, anunciada para las 15:00 (hora local) de este domingo, para proceder a la consideración del paquete.

Pelosi asistió en la mañana del domingo a una reunión con el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (republicano de Kentucky), el líder demócrata en el Senado Charles Schumer (Nueva York) y líder de la minoría de la Cámara Kevin McCarthy (Republicano de California).

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien impulsa la idea de infusión masiva de efectivo al programa de préstamos de la Reserva Federal, también asistió a la reunión en la oficina de McConnell.

Los demócratas sostienen que el fondo de rescate corporativo se queda corto en varios aspectos, informó un despacho del diario The Hill.

Argumentan que no es suficiente exigir a las empresas que mantengan a los trabajadores en nómina, instándolos solo a mantener a los empleados ‘en la medida de lo posible’, lo que podría resultar en despidos masivos después de que las empresas acepten miles de millones de dólares en préstamos garantizados por los contribuyentes.

Los demócratas respondieron con una propuesta de que los préstamos corporativos podrían ser perdonados si grandes compañías como United Airlines, que ha visto caer su cuota de mercado en las últimas semanas, retienen a más del 90 por ciento de sus trabajadores durante la crisis.

oda/ynr