La Paz, 1 feb (Prensa Latina) La popularidad del binomio Luis Arce-David Choquehuanca, del Movimiento Al Socialismo (MAS), es motivo hoy para que partidos opositores en Bolivia dialoguen en Santa Cruz en un intento de unidad y evitar la dispersión del voto.

De acuerdo a los últimos sondeos, el MAS se impondrá en las elecciones generales del 3 de mayo próximo, derivadas del golpe de Estado contra Evo Morales (2006-2019), de ahí que el presidente del reaccionario Comité Cívico santacruceño, Rómulo Calvo, convocó al resto de los aspirantes presidenciales a unirse e impedir la victoria de ese Movimiento.

La autorpocolamada presidenta Jeanine Áñez, candidata a la presidencia por Juntos; el expresidente Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana); el expresidente Jorge Tuto Quiroga (Libre 21); Fernando Camacho (Creemos); y el coreano-boliviano Chi Hyun Chung (Frente Para la Victoria) confirmaron su asistencia.

El empresario Samuel Doria Medina, aspirante a la presidencia por Unidad Nacional y que también asistirá al evento, fue anunciado la víspera como compañero de fórmula de Áñez para los nuevos comicios.

El llamado de Calvo al denominado Encuentro por la Unidad y la Democracia de Bolivia de este sábado se produce en medio de una campaña de persecución política contra el expresidente Morales, exfuncionarios de su gobierno, dirigentes y candidatos a las elecciones por el MAS.

La diputada por esa alianza política, Snia Brito, reveló esta semana a medios de prensa que existen más de mil 400 personas detenidas por las autoridades golpistas y, de esa cifra, fueron liberadas alrededor de 400 hasta el momento, aunque continúan los arrestos arbitrarios.

‘Las llaman para que declaren y de ahí las meten a las cárceles. En realidad existe una cacería de brujas con todos los servidores públicos que trabajaron con Evo Morales’, aseguró Brito.

tgj/nmr/cvl