Teherán, 22 ene (Prensa Latina) El canciller de Irán, Mohammad Yavad Zarif, advirtió hoy a los europeos signatarios del acuerdo nuclear que rendirse a las presiones de Estados Unidos alimenta el apetito de (Donald) Trump.

Zarif aludía a la decisión del E3 (Alemania, Francia y Reino Unido) de acudir a un mecanismo del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, siglas en inglés) por presiones de Washington para acorralar a la república islámica.

En un mensaje por redes sociales, el jefe de la diplomacia del país de los persas indicó que el E3 vendió lo que quedaba del Jcpoa para evitar sanciones arancelarias de Estados Unidos, pero solo logrará abrir el apetito de Trump.

‘Después de vender su integridad y perder cualquier fundamento moral/legal, otra amenaza (norteamericana) estará siempre presente. La Unión Europea (UE) haría mejor en defender su soberanía’, agregó.

Alemania, Francia y Reino Unido anunciaron que activarán el mecanismo de disputa correspondiente al acuerdo nuclear sellado con Irán, en un paso que podría conducir a la restauración de sanciones de la ONU contra la nación islámica.

El E3 alegó que esa medida contrarresta la reducción por Irán de compromisos con el Jcpoa, una reacción de Teherán a la retirada estadounidense del acuerdo nuclear y al fracaso de la UE en instalar mecanismos de alivio a políticas económicas antiiraníes de Washington.

Al plegarse a las presiones de la Casa Blanca, los europeos mostraron debilidad, falta de sabiduría y temor ante Estados Unidos, apostilló el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi.

tgj/arc/cvl