Brasilia, 18 jul (Prensa Latina) La Físcalía brasileña estimó que el desempeño de Sérgio Moro como juez no perjudicó a Luiz Inácio Lula da Silva en el caso del apartamento triplex de Guarujá, por el cual hoy el expresidente cumple 466 días preso.

En una opinión entregada al Superior Tribunal de Justicia (STJ), el subprocurador Nívio de Freitas refutó la solicitud de la defensa de Lula de que se anulara la condena por el caso triplex.

Los abogados del exdirigente obrero citaron los mensajes y conversaciones publicadas por el sitio The Intercept en las que queda demostrada la parcialidad y falta de ética de Moro para incriminar y condenar a Lula.

Sin embargo, el Ministerio Público Federal afirma que tales diálogos son ilegales y no demostrarían un desempeño irregular del exmagistrado, ministro de Justicia y Seguridad del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Para De Freitas, no se puede sustentar un pedido de nulidad ‘apenas con base en artículos periodísticos’.

Reiteró que la defensa no demostró cómo se produjo la supuesta imparcialidad en el juicio y simplemente se refirió a noticias publicadas en la prensa.

Agregó que ‘la nulidad de un acto procesal en asuntos penales requiere la demostración del daño efectivo sufrido por la parte adversa, lo que no ocurrió’.

Desde el 7 de abril de 2018, Lula permanece en prisión por supuestamente haber recibido un lujoso apartamento triplex en la ciudad de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, de la constructora OAS, a cambio de favorecer a la compañía en contratos con la petrolera estatal Petrobras.

En febrero, recibió otra condena por las reparaciones que las constructoras OAS y Odebrecht hicieron en una propiedad rural atribuida al exgobernante en Atibaia, Sao Paulo, como pago a presuntos favores políticos.

Ante las acusaciones, el expresidente insiste en que resulta víctima de una verdadera persecución política y que luchará hasta el final por su dignidad.

oda/ocs / prensa-latina