Enrique Amestoy|

“Calibra se fundó en 2019 con la misión de optimizar el flujo de dinero para todas las personas. Creemos que toda la gente, en cualquier parte del mundo, debe tener acceso igualitario, sencillo e informado a servicios financieros. Calibra se diseñó para Libra, una nueva criptomoneda. La app de Calibra se basa en la tecnología de blockchain y permite a las personas hacer circular su dinero con libertad, de forma segura y asequible en la vida cotidiana. Estará disponible globalmente», señala el portal de Facebook https://calibra.com/about?locale=es_LA.

Además de ser una app independiente disponible en iOS y Android, Calibra integrará la cartera de Calibra en plataformas de Facebook, como WhatsApp y Messenger. Esto significa que los 2.700 millones de usuarios de Facebook podrán acceder a la funcionalidad de Calibra por medio de las apps que ya utilizan. Al proporcionar este servicio integrado junto con la app independiente de Calibra, más personas podrán acceder a servicios financieros con mayor facilidad. Calibra es una empresa subsidiaria de Facebook, Inc., pero opera de forma independiente. Calibra tiene su sede en Menlo Park”, añade

La criptomoneda de Facebook

Con esas palabras Facebook presenta su nuevo emprendimiento: se trata de Libra, una criptomoneda basada en el la tecnología blockchain (la utilizada por Bitcoin entre otras). El producto accesorio es Calibra. Se trata de una billetera donde se guarda el dinero digital Libra para realizar pagos, giros, transferencias, etc.
Poco después de su presentación llegaron las primeras reacciones desde Washington.

El Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes ha escrito una carta a Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg (ex vice presidenta de operaciones de Google y actual directora operativa de Facebook) donde se le solicita poner en pausa el desarrollo de Libra y la billetera Calibra. En la carta se señala que el nuevo producto financiero intenta rivalizar con la política monetaria de los EEUU y con el dólar. Argumentan que se presentan graves problemas de seguridad, privacidad y soberanía nacional tanto para los 2.7 mil millones de usuarios de Facebook, Whatsapp y Messenger sino también para inversores y consumidores globales.

Washington entiende que debe tener el control así como el poder de definir y manejar los marcos regulatorios sobre el nuevo producto ya que de lo contrario se pondría en riesgo el sistema económico global y que de encontrarse fallos (como los ya surgidos en la propia plataforma Facebook donde fueron violadas mas de 50 millones de cuentas y comprometida la privacidad de sus datos en setiembre de 2018) ésto podría impactar sobre la economía de la cuarta parte de la población mundial usuaria de las plataformas y aplicaciones de Zuckerberg.

En este punto es interesante recordar el escándalo generado por la firma Cambridge Analytics en momentos en que se la involucró con intento de manipulación de intención de votos tanto en las elecciones de Donald Trump en EEUU como de Mauricio Macri en Argentina. En ese caso los datos de millones de usuarios de Facebook habrían sido utilizados no solo para direcionar sus “like” o noticias que se les presentaban sino que se ha hablado de manipulación en base a algoritmos que determinarían los estados de ánimo del usuario para hacerlo propenso a direccionar su opción a la hora de votar.

Representaciones de moneda virtual y logo de Libra (Reuters)Lo cierto es que, según han señalado The Washington Post y The New York Times, la FTC (ente regulador comercial de los EEUU) y Facebook negocian un acuerdo de multa que rondaría los 2 mil millones de U$S (la mayor multa impuesta por la FTC) para evitar procesamiento de directivos del monopolio de redes sociales y comunicación.

La nota enviada a Facebook finaliza con un duro mensaje “Debido a que Facebook ya es utilizada por más de una cuarta parte de la población mundial, es imperativo que Facebook y sus socios cesen de inmediato los planes de implementación hasta que los reguladores y el Congreso tengan la oportunidad de examinar estos temas y tomar medidas”

Previamente en EEUU hubieron reacciones de grupos de consumidores. Desde los agrupados en citizen.org se ha enviando una nota al Congreso norteamericano para que inste a Facebook a declinar su intento de implantar Libra y Calibra hasta tanto no estén dadas las condiciones de control, seguridad y privacidad. El tono de la nota es muy similar al de la que emitiera luego el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. O tal vez la nota del Congreso sea la respuesta a la demanda de las organizaciones norteamericanas.

La Unión Europea, que ya ha sancionado con multas millonarias a las multinacionales norteamericanas de tecnología como Alphabet, Facebook o Whatsapp, no se ha quedado atrás a la hora de medir el impacto económico que puede generar Libra en las empresas y la economía Comunitaria. Bloomberg señala que la UE ha comenzado a investigar por eventual “abuso de poder” y que ha enviado informes y cuestionarios a un grupo de clientes y empresas rivales de Facebook para intentar determinar el posible impacto. Deberemos seguir atentos ya que una vez recibidos los cuestionarios a Facebook no es de descartar que los organismos de la UE comiencen a tomar medidas.

¿Quienes están detrás de Libra?

Si bien Libra y Calibra son proyectos o subsidiarias de Facebook y que buscan, según se desprende de lo que informan en sus sitios web, conquistar el mercado que hoy manejan con Facebook, Messenger y Whatsapp, el producto se apoya en otras empresas y se ha dicho que tendrá sede en Ginebra.

Libra es una moneda sin “aval en oro” como las monedas convencionales. Tampoco tiene ningún tipo de regulación por parte de los entes y organismos internacionales encargados de estos asuntos. La compra y venta con la criptomoneda sería “entre pares”, es decir: los usuarios intercambiarían libremente en dicha moneda. Habría necesariamente “casas de cambio” virtuales a efectos de transformar monedas locales en Libra y viceversa.

El sistema de Libra se basaría en “validadores” o “agentes de confianza”. Si bien se ha dicho que intentan llegar a cien empresas validadoras hoy en día son veintisiete miembros en este rubro. Entre los principales (que se dice han accedido al sistema gracias al aporte de sumas millonarias) se encuentran empresas del mundo financiero como MasterCard, Visa, PayPal así como del mundo tecnológico Uber, Lyft, Spotify, Booking o eBay.

Nuevo sistema monetario

Se explica por parte de la empresa de Zuckerberg que para tener una billetera Calibra se deberá presentar un documento de Resultado de imagen para Criptomoneda de Facebookidentidad oficial (en respuesta tal vez a los que indican que Libre podría ser un buen espacio para el lavado de dinero) Tambien ha dicho que cumplirá los regímenes de sanciones contra fraude de los EEUU y la UE. Los creadores señalan que estarán en condiciones de liberar el producto financiero en el año 2020 y que se podrá tener acceso a transferir dinero entre usuarios, pagar un café o el boleto de un medio de transporte público. También que las transacciones no estarán libres de gravámenes por concepto de comisión pero que éstas serán pequeñas.

Deutsche Welle cita a EFE para indicar que «Para que una divisa global tenga éxito, no puede estar controlada por una sola entidad y aún menos por una entidad comercial como Facebook. Facebook tendrá voz en la asociación como todos los otros miembros, ni más ni menos». En el campo de las criptomonedas Bitcoin es la mas importante y basa su modelo en la descentralización que permiten los protocolos y redes P2P.

Sin embargo si lo que pretende Zuckerberg es crear una “moneda global” como puede ser hoy en día el dólar estadounidense, no sería necesario el control descentralizado: cada una de las monedas que circulan en el mundo son controladas por una sola entidad. Sin embargo las monedas tradicionales tiene – en teoría – un respaldo en oro y son auditadas a nivel global por diferentes organismos. Cosa que parece no ser la intención de Zuckerberg que día a día parece mostrar al mundo que son las multinacionales de la tecnología las que realmente lo gobiernan.

En un mundo tan imaginario como real, estamos ante la presencia del primer intento de moneda global sin el control de los tradicionales bancos y organismos internacionales y que basa su modelo de negocio en el conocimiento de usos, costumbres, necesidades y formas de pensar y proceder de nada mas ni nada menos que 2.7 mil millones de seres humanos. Todo ésto de la mano de los algoritmos que día a día controlan nuestro transitar por las redes sociales y que alimentamos con nuestra información. Resultado de imagen para Criptomoneda de Facebook

Me pregunto si no es que Google (Alphabet) ya no tiene algún modelo similar para lanzar desde su Wallet. Sería algo ingenuo pensar que éste otro gigante tecnológicos, propietario de datos e información de millones de usuarios en el mundo se quedara atrás en algo que parece ser el comienzo de un nuevo sistema monetario global, con nuevas reglas, que asusta a gigantes como EEUU y UE porque podría quitarles el control del flujo de capital global.

La desdolarización del comercio parece ser algo a lo que debemos ir. Ya lo han comenzado a experimentar Moscú y Pekin acordando que sus comercios bilaterales se realicen en sus monedas nacionales. Medida totalmente lógica tras la embestida norteamericana contra Pekin en materia de aumentos arancelarios. El Petro venezolano, basado en el modelo blockchain, intenta también separar el eje del comercio internacional de la moneda norteamericana. En este caso estamos ante la presencia de una moneda que se sustenta en recursos naturales.

Se prende una luz amarilla en el semáforo internacional de la moneda y el comercio. Los gigantes tecnológicos, en el top cinco de cotización en bolsa y crecimiento desde hace al menos dos años, pueden embestir contra el sistema de comercio como actualmente lo conocemos. ¿De que forma podrían detener el avance de monedas como Libra, los gobiernos a nivel mundial? ¿Qué pasaría si lo autorizan unos y otros lo bloquean? ¿Tenemos instrumentos legales de escala global y legislación acorde que sean capaces de poner freno a los avances de los oligopolios tecnológicos globales?

¿Es que nos quieren hacer creer que Washington está preocupada porque Facebook pueda estafarnos o manipularnos con su moneda? ¿Es tal vez debemos creer que nos quieren cuidar? ¿Quién nos protege del dólar y de los vaivenes financieros internacionales? ¿Temen tal vez la pérdida del control hegemónico del mundo financiero?

* Socio de la 1er Cooperativa de Tecnologías Libres en Uruguay Libre.Coop. Fundador del Centro de Estudios de Software Libre Uruguay (CESoL) y la Red Iberoamericana de SL (RISOL). Ex asesor en TIC del MRREE de Uruguay y miembro del Consejo Asesor Honorario de Seguridad AGESIC. Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

Por: http://estrategia.la