Tatiana Paola Posso Espitia, de 35 años, fue sorpendida por hombres armados cuando salía de su casa en el barrio El Porvenir. En el ataque, el mototaxista Wilson Antonio Ortega, quien llegaba a recogerla, resultó lesionado.

En el municipio de El Copey, en Cesar, la lideresa social Tatiana Paola Posso Espitia fue asesinada y un hombre resultó herido tras un ataque sicarial registrado en la madrugada de este miércoles.

La mujer, de 35 años y que era aspirante al Consejo Comunitario, recibió dos impactos de bala en el rostro y el cuello, mientras que Wilson Antonio Ortega Palomino, de 41 años y que se desempeña como mototaxista, fue impactado en cuatro oportunidades.

Según informaron medios locales, el ataque, perpetrado por dos hombres que se movilizaban en motocicleta, se presentó alrededor de las 6:30 a.m. cuando Ortega llegaba al barrio El Porvenir para recoger a la lideresa y llevarla a su lugar de trabajo.

Los habitantes del sector, que fueron testigos del hecho, auxiliaron a los heridos y los trasladaron al Hospital San Roque de El Copey, a donde la Posso llegó sin signos vitales. Por su parte, el hombre que la acompañaba fue remitido a Bosconia por la gravedad de sus heridas.

La muerte de la lideresa fue denunciada y rechazada por la Red Nacional en Democracia y Paz, que la recordó como una “líder social comprometida con la ayuda humanitaria a personas vulnerables y víctimas del conflicto armado interno que padece Colombia”.

Asimismo, expresó que “quienes atentan contra la vida de una persona, están atentando contra toda la sociedad (…) Lamentablemente encontramos un Estado incapaz de la protección de la ciudadanía común y corriente; y lenta a la hora de encontrar y juzgar a los victimarios”.

Según un informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), publicado este año, entre el 1 de enero de 2016 y el 20 de mayo de 2019, 837 líderes sociales, defensores de Derechos Humanos y excombatientes de las Farc (135) fueron asesinados en Colombia.

Por otra parte, durante los últimos 28 meses, en 29 de los 33 departamentos, incluyendo Bogotá, hubo homicidios, siendo Cauca la región con la mayoría de casos (148), seguido de Antioquia (102), Nariño (67), Norte de Santander (41) y Putumayo (36).