MARTÍN PULGAR PIÑERO

(Extractos) En días pasados, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, expuso vía Twitter su evidente malestar (…) por el desvío y mal manejo de los recursos suministrados para la atención de los venezolanos migrantes en Cúcuta, por parte del equipo político del “presidente” autoproclamado de Venezuela, Juan Guaidó.

El Twitter del Sr. Almagro está enmarcado dentro de la denuncia expuesta por PanAm Post, el pasado 14 de junio, donde se realizan señalamientos del manejo de los recursos donados para la llamada “ayuda humanitaria”.

Una operación justificadora de la intervención contra Venezuela por parte de los Estados Unidos (EEUU), Unión Europea (UE) y los gobiernos asociados al Grupo de Lima (GL), pero tiene igualmente como antecedente la “filtración” expuesta por The Washington Post el 4 de junio: la conversación del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, donde expone las dificultades de unificar a la oposición venezolana donde existen “40 candidatos a Presidente”.

Ambas situaciones parecieran querer hacer público y notorio el evidente malestar por parte de los organizadores (o mejor dicho, titiriteros) de la operación contra Venezuela, y contra su gobierno socialista conducido por el presidente Nicolás Maduro.

El secretario general de la OEA expone la necesidad que los posibles hechos de corrupción deban ser investigados, como intentando desmarcarse de los posibles actos de desvío y mal manejo de fondos por parte de un liderazgo político, del cual él es uno de sus “padres fundadores”.

Asimismo, se denota la “falla de origen” de la operación contra Venezuela, la cual ha desembocado en un fracaso sin precedentes, dañando la reputación de los operadores políticos de los EEUU, la UE (con España a la cabeza), Colombia, Chile, Perú, Argentina, Brasil y otros menos visibles pero inocultables protagonistas de una maniobra de “cambio de régimen” y del intento de destrucción de la soberanía de un país independiente.

Pero, ¿qué oculta la preocupación del Sr. Almagro por los fondos asignados para la “ayuda humanitaria”, sabiendo él que esos fondos fueron asignados para impulsar y concretar un golpe de Estado? (…)

Desde hace un tiempo se viene discutiendo dentro de los “tanques de pensamiento” que los venezolanos no son capaces de manejar la inmensa riqueza que la providencia les dio. Por tal, se necesita tutelar su soberanía para que otros (más capacitados y extranjeros) manejen dichos recursos.

La denuncia contra la élite opositora por ineficiente y corrupta, y la construcción mediática de una “conducción chavista” incapaz de gobernar por ser socialistas, corrompida, violadora de derechos humanos y un largo etcétera, significa la justificación de crear una instancia llamada Comité, Grupo o Comisión que gobierne los destinos de Venezuela como nación, es decir, institucionalizar un Comité Internacional como los existentes en países devastados por conflictos civiles o desastres naturales (…)

Tanta “preocupación”, no es otra cosa que justificar la implementación de una institucionalidad internacional que, utilizando como modelo la “Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala”, termine socavando la capacidad del Estado en tomar sus propias decisiones, instancia que tendría el poder de veto que le da el velar por los intereses de la “Comunidad Internacional Neoliberal”.

Hay que recordar que los EEUU han proyectado que Venezuela, y en extensión toda la región del Caribe incluyendo Centroamérica, es una zona con poca capacidad institucional para poder resolver, en forma autónoma e independiente, sus problemas nacionales y desafíos futuros, por tal necesitan ser tuteladas sus políticas de gobierno (…)

La preocupación manifiesta del secretario general de la OEA, Luis Almagro, como las de otros voceros internacionales de la política contra Venezuela, parece desembocar en la necesidad de intervención, control territorial y posterior tutela gubernamental; no quieren al chavismo, pero tampoco a sus propios agentes, creados y amamantados por ellos mismos; quieren el control directo, sin intermediarios (…)

22 de junio de 2019

Adendum:
Durante los días 26, 27 y 28 de junio, se reunirá en Medellín la 49 Asamblea General de la OEA, en la que participarán los ministros de Relaciones Exteriores de los 34 estados miembros, incluyendo al conspirador “grupo de Lima”.

El imperialismo, usando la OEA como ministerio de colonias a su servicio, no ha abandonado sus perversos planes contra el Pueblo y el gobierno de Venezuela, y recientemente envió a su títere Iván Duque a recorrer varios países de la UE, promoviendo el apoyo a nuevas agresiones contra Venezuela, “olvidando” los graves problemas de Colombia, como el exterminio de líderes sociales y excombatientes de las Farc, la pobreza, los damnificados por las inundaciones en diversas regiones, el bloqueo de la vía al llano, y la creciente producción de droga en el territorio nacional.

Convocamos a la Jornada Internacional Antiimperialista que se llevará a cabo en Medellín, con el siguiente programa:

Miércoles 26 de junio: Foro internacional antiimperialista por la soberanía e integración de los Pueblos.
Lugar: Teatro Luis Felipe Vélez – ADIDA
Calle 57 # 41-70
Hora: 9 am.

Se hará rueda de prensa y se presentará una Carta pública de las organizaciones sociales dirigida a la OEA

Jueves 27: Jornada Nacional de Movilización en Colombia.
En Medellín acto cultural de protesta contra la OEA.
Sale de ADIDA (Calle 57 # 41-70) a las 9 am.

Viernes 28 de junio: Asamblea Nacional de Organizaciones Sociales y políticas (COS y ENOSP).

Fuentes:
http://misionverdad.com/OPINI%C3%B3N/almagro-guaido-pompeo-la-corrupcion-el-tutelaje-y-la-incapacidad-de-gobernar
https://www.elheraldo.co/colombia/medellin-recibe-49-asamblea-de-la-oea-esta-semana-644229
https://pacocol.org/index.php/noticias/internacional/8650-continua-exterminio-en-colombia-mientras-duque-conspira-contra-venezuela