México, 7 jun (Prensa Latina) El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró hoy la necesidad de atacar las causas sociales de la migración si se quiere frenar el flujo de centroamericanos que aspiran llegar a Estados Unidos.

En su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional el mandatario abordó el espinoso tema de los impuestos que pretende aplicar el presidente Donald Trump y cuyo levantamiento condiciona a que México frene radicalmente el ingreso de centroamericanos a su territorio aunque sea con medidas extremas de represión.

López Obrador explicó que no quiere adelantar detalles de su posición pues la expondrá mañana en la concentración que se hará en Tijuana, Baja California, para defender la dignidad de México y la amistad y buenas relaciones entre ambos países que se pudieran afectar con la medida de Trump.

Sin embargo, adelantó que en el caso migratorio Estados Unidos ni siquiera analiza las causas. Solo se ven los efectos, que pasan por territorio mexicano hacia allá y no se toma en cuenta lo que está pasando en Centroamérica, la crisis profunda, que esos ciudadanos no tienen opción ni alternativas, en particular la crisis en Honduras.

Solo ven el flujo migratorio y su paso por México cuando nosotros hemos insistido en atender las causas que lo originan y apoyar a los centroamericanos para que haya empleo, oportunidades para todos, en especial los jóvenes, y lograr que la migración sea opcional no forzosa como lo es ahora.

Todo esto se está viendo en Washington porque al mismo tiempo queremos mantener el diálogo con Estados Unidos, no queremos pelearnos con el gobierno de Trump y mucho menos con el pueblo estadounidense. El objetivo es mantener una buena amistad porque somos vecinos cercanos, no distantes.

A una pregunta sobre la pretensión de Washington de que México se declare un tercer país seguro, figura que facilitaría legalmente a Estados Unidos devolver migrantes y obligaría a este país asumir entera responsabilidad de esas personas, López Obrador derivó el tema hacia el canciller Marcelo Ebrard.

Eso se está viendo en Washington, lo atiende el secretario de exteriores, no tengo información ahora sobre eso, Ebrard va a explicar cómo van las negociaciones y veo bien que no se hayan roto por ninguna de las partes, esto es bueno, que haya comunicación.

Dijo que todavía hay tiempo para llegar a acuerdos porque si se llegaran a aplicar esas medidas de cobrar tarifas a México, sería a partir del lunes y todavía queda el día de hoy para intentar que el diálogo puede llevar a un acuerdo.

Sigo optimista pero no puedo hablar más porque eso les corresponde a quienes están en la mesa en Washington viendo este tema y a mi me informa una vez al día de lo básico, pero les tengo mucha confianza ya que son expertos, especialistas en materia de política exterior, en economía. Yo voy a dar a conocer mi punto de vista mañana a las cinco de la tarde en Tijuana, reiteró.

Sobre el despliegue de cinco mil efectivos de la Guardia Nacional en la frontera sur con Guatemala, el mandatario generalizó su respuesta al señalar de manera global que son programas concebidos desde antes de esta situación y esa fuerza va a tener presencia tanto en la frontera sur como en la norte con numerosas funciones, y es a eso a lo que se refirió seguramente el canciller en Washington.

mv/lma / prensa-latina