Roma, 21 mar (Prensa Latina) El presidente chino, Xi Jinping, inicia hoy una visita oficial de cuatro días a Italia durante la cual se entrevistará con las más altas autoridades del Estado y el gobierno y participará en la firma de acuerdos de cooperación.

Esta será la tercera estancia en este país de Xi, quien estuvo aquí, como vicepresidente, en marzo de 2011 con motivo del 150 aniversario de la proclamación de la unidad de Italia, y en noviembre de 2016 cuando en un viaje a Suramérica, hizo una escala en Cerdeña, donde se reunió con el entonces primer ministro, Matteo Renzi.

Durante los dos próximos días el mandatario chino cumplirá un apretado programa de actividades en Roma, el cual comenzará mañana viernes 22 cuando será recibido por el presidente, Sergio Mattarella, en el Palacio Quirinal, antes de participar en reuniones de los foros de Negocios, Cultural y de Cooperación con Terceros Países.

A continuación colocará una ofrenda floral en el Altar de la Patria y en la tarde se entrevistará con los presidentes de la Cámara de Diputados y el Senado, Roberto Fico y María Elisabetta Alberti-Casellati, para asistir más tarde a una cena ofrecida por el presidente Mattarella, seguida por un concierto en la Capilla Paolina.

El sábado 23, tras despedirse del jefe del Estado, el líder chino se reunirá con el primer ministro, Giuseppe Conte, quien asiste hoy a la reunión de primavera del Consejo Europeo, en Bruselas, con quien participará en la firma de acuerdos, seguida de un almuerzo en el cual estarán ambos, acompañados por sus delegaciones oficiales.

Ese día, a las 14:00, hora local, partirá hacia Palermo, ciudad natal del presidente Mattarella y capital de la región de Sicilia, donde permanecerá hasta el domingo día 24 cuando viajará al principado de Mónaco, en la segunda etapa de una gira europea que concluirá en Francia el próximo martes 26.

El arribo de Xi fue precedido por una creciente expectación mediática centrada en la suscripción del memorando de entendimiento sobre la participación de Italia en la iniciativa Nueva Ruta de la Seda, megaproyecto chino de conectividad infraestructural euroasiática.

El acuerdo, válido por cinco años, con posibilidad de renovación automática por períodos sucesivos iguales a menos que sea denunciado por alguna de las partes tres meses antes de su vencimiento, establece los objetivos, principios, áreas, modalidades y mecanismos de cooperación en el marco de la iniciativa.

Antes que Roma firmaron acuerdos similares otros 13 países miembros de la Unión Europea (UE): Bulgaria, Croacia, República Checa, Estonia, Hungría, Grecia, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal, Eslovaquia y Eslovenia, aunque Italia será el primero del G7 y además, fundador de la UE, en hacerlo.

Además de los vínculos históricos de más de dos mil años y relaciones de cooperación en diferentes campos, a Italia y China los une un creciente intercambio comercial el cual ascendió a unos 42 mil millones de euros en 2017.

Esa cifra representó un aumento de 9,2 por ciento, en comparación con el año precedente, según datos citados por Eugenio Buzzetti en un artículo publicado por la agencia de noticias Agi.

De acuerdo con la misma fuente, el déficit comercial italiano con la nación asiática descendió a 14 mil 900 millones de euros, mil 370 millones menos que en 2016, como resultado de un incremento de 22,2 por ciento de las exportaciones.

agp/fgg