La Habana, 15 feb (PL) Trabajadores, estudiantes, campesinos, intelectuales y otros sectores de la sociedad cubana continúan hoy con el aporte de su firma para demandar al gobierno de Estados Unidos que no agreda a Venezuela ni interfiera en sus asuntos internos.

En una nueva muestra de solidaridad del pueblo cubano, en toda la isla se habilitan libros en barrios y centros de trabajo y estudio para que las personas plasmen su rúbrica y el número de carné de identidad en respaldo a la Revolución Bolivariana y su presidente, Nicolás Maduro.

La campaña popular que se extenderá hasta el 20 de febrero se enmarca en la respuesta que desde diversas partes del mundo gente común junto a gobiernos responde a la escalada de presiones y al declarado objetivo del cambio de régimen que Estados Unidos encabeza contra Venezuela.

Desde Cuba, las firmas representan un llamado al pueblo estadounidense para que pida a su gobierno que saque las manos del país sudamericano, donde el autoproclamado presidente Juan Guaidó y una supuesta ‘ayuda humanitaria’ sirven de punta de lanza de la agresión.

El diario Granma publica hoy ejemplos de la participación de cubanos en la noble causa, como ocurrió ayer en la escuela pedagógica Raúl Corrales Fornos, de la central provincia de Ciego de Avila.

Asimismo, destaca que la iniciativa parte del irrestricto apoyo en la mayor de las Antillas a la Declaración del Gobierno Revolucionario contra la intervención humanitaria en Venezuela, bajo la cual Washington intenta camuflar la injerencia militar.

En la noche del miércoles, la Cancillería cubana divulgó un documento en el que denuncia los planes norteamericanos para aumentar sus amenazas de intervención y llama a evitarla.

agp/wmr/cvl