Un reputado economista identifica las «mega amenazas» que sacudirán al mundo «casi seguro»

El economista estadounidense Nouriel Roubini, conocido como ‘Dr. Doom’ por su acertada predicción de la crisis financiera de 2008, augura en su nuevo libro una avalancha de 10 «mega amenazas». Los desastres que penden sobre el mundo van desde lo financiero y económico hasta lo climático, pasando por lo político y tecnológico. La obra, titulada ‘Mega amenazas: diez tendencias peligrosas que ponen en peligro nuestro futuro y cómo sobrevivir a ellas’ se espera que empiece a circular a partir del próximo 18 de octubre. 

«Unas políticas sólidas podrían evitar parcial o totalmente una o varias de ellos, pero, en su conjunto, la calamidad parece casi segura. Nos aguardan muchos días oscuros, amigos», presagia el analista.

Crisis de deuda

En el ámbito económico, Roubini vaticina la llegada de una gran crisis de deuda y pone como ejemplo a Argentina, que ha declarado el impago de su deuda nueve veces desde su independencia en 1816.

Para finales de 2021 el endeudamiento global, tanto estatal como privado, superaba el 350 % del PIB del planeta.

En este sentido, el analista sostiene que la ‘Madre de Todas Las Crisis’ parece inevitable, bien sea en esta década o en la próxima, reseña The Financial Times.

Paralelamente, ‘Dr. Doom’ advierte que cada mecanismo para intentar paliar o evitar este desastre de deuda acarrea otros peligros, como la inflación que arrastra a los prestamistas, la paradoja del ahorro, el caos de los impagos, el riesgo moral de las medidas de rescate, los impuestos sobre la riqueza o los tributos que acaban con la inversión o azotan a los más necesitados. 

«Una gran bomba de relojería»

Otra ‘mega amenaza’ es la que Roubini denomina «deuda implícita«, que considera como «una gran bomba de relojería».

Las sociedades más ricas no son lo suficientemente pudientes como para cumplir con todas sus promesas hechas a los pensionistas, cuyo número va en aumento. 

En concreto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que en las principales 20 economías del mundo el volumen de compromisos no financiados o infrafinanciados en materia de pensiones llega a los 78 billones de dólares, detalla el periódico. 

Gestores incapaces de manejar la crisis

La generación de gerentes que actualmente se hallan al frente de los bancos centrales no son capaces de afrontar los desafíos que se perfilan en el horizonte, piensa el autor. En este sentido, cree que no resisten la comparación con economistas prominentes como el exjefe de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, galardonado este año con Premio Nobel de Economía, o el exprimer ministro de Italia y exjefe del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

El nuevo relevo generacional no podría hacer nada para frenar la estanflación, caracterizada por un lento crecimiento económico y altas tasas de inflación, lo que provocaría una ‘Gran Crisis de la Deuda Estanflacionaria’, estima el experto. 

Roubini advierte que luego sobrevendrían devaluaciones de divisas e inestabilidad económica con consecuencias políticas. Así, la debilidad de Italia y de Grecia haría colapsar a la unión monetaria europea. Por otra parte, la turbulencia financiera traería consigo más medidas de proteccionismo y de deslocalización de la producción industrial que, a su vez, supondrían la aceleración de la desglobalización y una mayor fragmentación del mundo entrelazado. 

Poca fe en la inteligencia artificial

Por otra parte, el economista tiene una visión poco optimista sobre el impacto de la inteligencia artificial (IA). En este sentido, Roubini alerta de la peligrosa concentración de poder corporativo, del empeoramiento de la inequidad social y de la diseminación de desinformación que socava la democracia. «No veo un futuro feliz en el que nuevos empleos sustituyan a los que la arrebate la automatización. Esta revolución parece terminal«, concluye, al tiempo que presagia una ola de desempleo tecnológico. 

Competencia con China y crisis climática

Roubini recalca en su libro que la contienda tecnológica que se ha desatado entre EE.UU. y China solo agravará las tensiones geopolíticas actuales, pudiendo llegar incluso a derivar en una guerra entre ambos rivales.

La anterior apuesta de Washington por mantener unas relaciones normales con Pekín podría considerarse como el peor error estratégico en los últimos tiempos, ya que aseguró la aparición acelerada de otra potencia.

«China se convertirá en la economía más grande del mundo, no hay duda sobre esto, la única cuestión es cuándo». 

En relación a la emergencia climática, ‘Dr. Doom’ pronostica que la ola de migración que azotó a la Unión Europea en 2015 es solo el preludio de las próximas migraciones

En este contexto, sostiene que las posibles soluciones económicas o políticas que permitirían hacer frente a los desafíos medioambientales son, o bien políticamente imposibles, o bien desproporcionadamente costosas. 

¿Callejón sin salida? 

En su búsqueda de herramientas para salvar a la humanidad de las «mega amenazas», Roubini admite que hay pocas. No en vano, sólo dedica siete páginas de su libro a un futuro prometedor. En concreto, el economista considera que solo aquella innovación tecnológica que conduzca a un auge en la productividad económica y a la mejora medioambiental podría servir de salvavidas.

Un crecimiento económico sostenible del 5 % al año contendría muchas de las tendencias que hacen zozobrar el devenir del planeta, estima.