El ataque dañó una línea de suministro eléctrico cerca de la central nuclear de Zaporozhie.

Las Fuerzas Armadas de Ucrania lanzaron este martes un ataque con artillería contra la ciudad de Energodar, denunció la Administración cívico-militar local.

Según su comunicado, la ofensiva dañó una línea de suministro eléctrico cerca de la central nuclear de Zaporozhie, tras lo cual el suministro de energía a Energodar fue interrumpido.

Como consecuencia del ataque, la capacidad de la sexta unidad de la planta fue reducida y la instalación empezó a generar energía solo para sus necesidades.

La ciudad de Energodar y la central nuclear de Zaporozhie están bajo control ruso desde principios de marzo. Sin embargo, el pasado mes de agosto se intensificaron los ataques lanzados contra la planta por tropas ucranianas, con el objetivo de crear una zona de exclusión de hasta 30 kilómetros y acusar a Rusia de terrorismo nuclear, según el Ministerio de Defensa de Rusia. 

Mientras tanto, no han cesado las acusaciones de la parte ucraniana сontra el Ejército ruso por los ataques y el agravamiento de la situación. Sin embargo, Moscú ha dejado claro que sus militares no tienen ningún motivo para bombardear la central nuclear.

En este contexto, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) envió la semana pasada una misión de apoyo y asistencia a la central de Zaporozhie para «proteger la seguridad de la mayor instalación nuclear de Ucrania y de Europa». El jueves, la misión completó su primera inspección en la planta y anunció que establecerá una presencia continua en el lugar.