El mandatario estima que la entrega se producirá en menos de tres meses.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció la tarde de este jueves que los bienes decomisados a narcotraficantes, que actualmente se encuentran en poder de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), pasarán a manos de campesinos en el lapso de tres meses o menos.

«Al cabo de estos tres meses ya no debe haber más bienes en la SAE que no estén en manos del campesinado, usufructuándolo para la producción«, sostuvo en mandatario, quien apuntó que esos bienes tienen un valor cercano a los 22 billones de pesos colombianos (casi 5.000 millones de dólares).

El mandatario, en declaraciones recogidas por El Comercio durante un acto de posesión de varios integrantes de su equipo de Gobierno, entre los que se encontraba el nuevo director del SAE, aseguró que se necesitará «mucha valentía» porque muchas miradas se posarán en unos bienes que estarán en manos de personas que no ostentan ningún poder.

«Ahora que se lo vamos a entregar a los campesinos, a las asociaciones de mujeres, a las posibilidades universitarias, las cooperativas de jóvenes para producir, ahí sí van a surgir los argumentos en contra», dijo Petro.