El Gobierno de Gustavo Petro pretende suspender del todo este tipo de operaciones militares.

El ministro de Defensa colombiano, Iván Velásquez, afirmó que se suspenderán los bombardeos en zonas donde haya menores de edad involucrados o población civil.

En una rueda de prensa, el titular de Defensa recordó que los menores que han sido reclutados por grupos armados son «víctimas», por lo que ordenó que no se realicen operaciones militares que los afecten, recoge Publímetro.

«Toda acción militar que se desarrolle no puede poner en peligro a estas víctimas. Hay que privilegiar siempre la vida sobre la muerte», dijo Velásquez.

Del mismo modo, expresó que tampoco debe ser afectada la población civil. «Los bombardeos deben ser suspendidos«, destacó.

Sobre esto último, aseveró que se evaluará «el momento específico» en el cual, «con esa directriz absoluta», puedan suprimirse los bombardeos que tradicionalmente han formado parte de las operaciones militares en las áreas donde operan los grupos al margen de la ley. «Hacia allá es hacia donde tenemos que ir», puntualizó.

Bombardeos donde murieron menores

El anterior Gobierno de Iván Duque se vio duramente cuestionado por haber bombardeado zonas con presencia de menores de edad. Por lo menos tres sucesos de este tipo, que conmocionaron al país, tuvieron notoriedad pública en 2019, 2021 y 2022.  

Uno de estos escándalos fue revelado en noviembre de 2019 por el senador Roy Barreras, quien acusó a entonces ministro de Defensa, Guillermo Botero, de haberle escondido al país que por lo menos ocho menores de edad murieron en una operación de este tipo en San Vicente del Caguán (Caquetá).

Esta denuncia hizo que Botero dimitiera del cargo, días antes de que se conociera el resultado de una moción de censura en su contra en el Congreso. 

Nuevamente, en 2021, se confirmó en el hallazgo del cuerpo de una adolescente de 16 años entre un grupo de siete víctimas de un bombardeo del Ejército en el municipio Calamar (Guaviare), a pesar de que Barreras había advertido que el número de menores fallecidos era mayor.

Frente a los cuestionamientos, el entonces titular de Defensa, Diego Molano, dijo en una entrevista que fue un operativo contra una «estructura narcoterrorista» que «usa jóvenes para convertirlos en máquinas de guerra«.

En 2022, la Administración de Duque reportó la muerte de dos menores de edad durante el bombardeo del campamento donde se encontraba Iván Mordisco, máximo cabecilla de las disidencias de las FARC.

En cuanto al reclutamiento forzado por parte de grupos armados y organizaciones criminales, la Defensoría del Pueblo, según RCN, informó que en los dos últimos años se tenía conocimiento de que 104 niños y adolescentes habían sido captados por estas organizaciones. Sin embargo, esta cifra podría ser mayor debido a que las familias de los menores no hacen las denuncias ante los cuerpos de seguridad por temor a represalias.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!