La Casa Blanca financia a un grupo empresarial mexicano, pese a que en 2021 México solicitó el fin de las subvenciones por medio de una carta diplomática.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, catalogó este martes como injerencista, inadecuada e intervencionista la política exterior de Estados Unidos (EE.UU.) tras conocerse el financiamiento que hace la Casa Blanca a ONG mexicana.

En una misiva diplomática que el Gobierno mexicano envió a Joe Biden hace más de un año se solicita se solicita el cese del financiamiento a la ONG «Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad» liderada por el empresario conservador Claudio X González, quien se beneficia directamente de la Casa Blanca por medio de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (Usaid).

“Todo indica que siguen financiando a este grupo. Es algo en lo que no coincidimos con el Gobierno de EE.UU. aunque llevamos buena relación. Hay prácticas políticas que consideramos inapropiadas. Pensamos que son actos intervencionistas”, subrayó el presidente mexicano.

El mandatario López Obrador indicó que su Gobierno respeta la autodeterminación de otras naciones, a quienes les asiste el derecho de ser libres, independientes y soberanas; y refirió que México está en desacuerdo “en que ningún Gobierno intervenga en asuntos que solo competen a los mexicanos, lo cual aplica para cualquier hegemonía”.

Al mismo tiempo, el presidente mexicanos precisó que el intervencionismo forma parte de una política colonialista atrasada, que no se ajusta a los tiempos actuales y evidencia irrespeto hacia otros pueblos, a la vez que viola las políticas de buena vecindad.

“Pierden autoridad moral y política al actuar así. Esos grupos siguen financiando campañas contra nuestro Gobierno, que se constituyó de manera democrática, por voluntad de nuestro pueblo. Es un Gobierno legal, legítimamente constituido”, reiteró López Obrador.

En su intervención, el presidente mexicano expuso que considera oportuna la modificación de comportamientos de las naciones en la esfera internacional, para evitar el regreso de políticas de financiamiento para la ejecución de golpes de Estado y otras acciones desestabilizadoras.

“Hasta hace poco, en nuestro país ocurrió lo sucedido con Rápido y Furioso, una violación flagrante de nuestra soberanía, permitido por los gobiernos de leyes”, rememoró el jefe de Estado.

López Obrador aludió al periodo del expresidente Felipe Calderón, cuando se introdujeron en México armas de fuego que fueron a parar a manos del crimen organizado, agravando los índices de violencia que persisten en la sociedad mexicana.

“Sin pelearnos con nadie, se puede hacer valer la soberanía de nuestro país. Hablando con claridad, con respeto y sin gritos”, ratificó.