En junio pasado, el mandatario electo prometió que cuidará el símbolo patrio y hará que el pueblo colombiano «la pueda ver y ser su dueño».

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, informó que la espada del libertador Simón Bolívar estará en su toma de posesión el próximo 7 de agosto, un símbolo patrio que actualmente se encuentra en la Casa de Nariño, sede del Gobierno colombiano en Bogotá.

«Ahí recuperamos la espada de Bolívar. Va a estar el 7 de agosto«, dijo Petro durante un acto del Pacto Histórico en Santa Marta, en las costas del caribe colombiano.

El día de la asunción, la espada será trasladada al Palacio de San Carlos, sede de la Cancillería colombiana, para acompañar el recorrido que hará el mandatario hacia la Plaza de Bolívar, en Bogotá, donde tomará juramento y ofrecerá su primer discurso como jefe de Estado.

En junio pasado, cuando Petro se reunió con Duque en la mencionada sede gubernamental, comentó que el mandatario saliente le mostró «la mítica espada de Bolívar», que había sido sustraída en enero de 1974 por la guerrilla M-19, de la que formó parte el presidente electo, quien prometió cuidarla y hacer que el pueblo colombiano «la pueda ver y ser su dueño«.

La espada de Bolívar fue sustraída de la Casa Museo Quinta de Bolívar, ubicada en Bogotá, el 17 de enero de 1974, durante una acción de la guerrilla colombiana Movimiento 19 de abril (M-19). En el sitio donde se encontraba la espada, los guerrilleros dejaron un mensaje que decía: «Bolívar no ha muerto. Su espada rompe las telarañas del museo y se lanza a los combates del presente. Pasa a nuestras manos. Y apunta ahora contra los explotadores del pueblo».

En la década de 1990, cuando el grupo guerrillero se desmovilizó, sus integrantes decidieron devolver el símbolo patrio a las autoridades. Fue guardada durante años en una bóveda del Banco de la República y en 2020 la trasladaron a la Casa de Nariño, donde la mantienen custodiada.