Se escogerá la nueva dirección sindical que en cuatro años deberá exigir mejores condiciones laborales y ayudar al Gobierno a construir nuevas políticas educativas

Redacción Laboral

La salud del magisterio tema que actualmente los docentes del país están discutiendo con el Gobierno nacional-; las condiciones en las que laboran los profesores, sobre todo en las instituciones más afectadas por la pandemia donde tanto estudiantes como profesores sufrieron afectaciones por el coronavirus, que a la vez dejó repercusiones mentales; las prestaciones del magisterio; el pliego de peticiones del sindicato que incluye asuntos prestacionales y de jornada única son algunos de los asuntos que debe tratar la próxima dirección de la Asociación Distrital de Educadores, ADE, en Bogotá.

Las elecciones se realizarán el 25 de agosto, y con estas se escogerá la nueva junta directiva, compuesta por 13 integrantes, y la asamblea de delegados, integrada por 130 docentes.

La nueva dirección tendrá la responsabilidad de trazar la política de la ADE, las iniciativas de movilización por la defensa de sus derechos y las relacionadas con el quehacer pedagógico, ayudar en la solución de problemas de convivencia y las amenazas a docentes.

Para Maira Ortiz, profesora de sociales y dirigente de este sindicato, la nueva dirección debe ver temas como la ampliación de planta y una mayor infraestructura para poder cumplir los retos que se ha puesto el nuevo gobierno. “También hay que ver cómo se está implementando la jornada única en Bogotá en temas como presupuesto; infraestructura; parámetro de estudiantes; grados de preescolar; profesores de apoyo en inglés, educación física, tecnologías e informática, que aunque sean del orden nacional hay que contemplarlo en Bogotá”.

En relación al Programa de Alimentación Escolar, PAE, que si bien se viene implementando, la ADE cree que hay que buscar mejorarlo para que sea digno y acorde a las necesidades nutricionales de los niños, que les permita estar en las escuelas y colegios.

Al tener un Gobierno amigo el reto es mayor porque los maestros deberán estar más atentos a las decisiones que se tomen. Por ejemplo, aunque hay temas del orden nacional, es importante lo que exprese este sindicato en temas como el Estatuto Único Docente y la eliminación de los colegios en concesión o convenio, por ser políticas privatizadoras o que permiten el negocio con la educación con recursos del Estado, en beneficio de privados.

De los 32 mil docentes que hay en la capital del país, pueden votar alrededor de 27 mil que están afiliados a la ADE.