Por. Hernan Durango. 

Bogotá. 

Los habitantes del barrio Policarpa Salavarrieta, localidad Antonio Nariño de Bogotá, han sido convocados a una asamblea general extraordinaria el próximo lunes 18 de Julio de 2022 a  las 7:00 pm, para debatir como punto único la problematica presentada en el marco de la implementación del «Proceso de normalizacion de los servicios de agua y alcantarillado pluvial y sanitario» en un amplio sector que comprende la Calle 1 al Río Fucha y entre la Carrera décima y la Avenida Caracas. 

La Comisión de servicios de la Junta de Acción Comunal salen al paso frente a este proceso y llaman a los habitantes a no firmar ningun documento a los funcionarios de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de la ciudad hasta tanto no se concluyan las conversaciones en las mesas de trabajo que adelantan voceros de la comunidad con las autoridades de la ciudad, representantes de empresa de servicios públicos y de otros organismos. 

«Comunicado a los habitantes propietarios del barrio Policarpa, favor hacer caso omiso al documento que esta llegando a sus predios de la EEAAB se convova asamblea general extraordinaria el próximo lunes 18 de Julio de 2022 a  las 7:00 pm, punto unico a tratar  problematica Acueducto y alcantarillado. Ojo No firmar nada. Atentamente, Comisión de servicios públicos y organizaciones sociales» señala la información divulgada en las redes sociales de esta comunidad. 

El martes 12 de julio en horas de la mañana en el barrio policarpa se presentaron varios funcionarios y operarios de la empresa, pretendían llegar casa a casa con la intención de hacer que uno a uno los habitantes le aprueben la colocación de contadores sin cambiar las redes de alcantarillado y las acometias de asbesto instaladas desde hace más de 60 años por la organización fundadora del barrio representada en la Central Nacional Provivienda y la Junta de Acción Comunal. Esta es la principal exigencia de la comunidad de El Pola y sus organizaciones sociales. 

Los líderes comunales y de organizaciones sociales rechazaron esa visita irrespetuosa de la comisión del acueducto para presionar a los habitantes desconociendo el trabajo adelantado en las mesas de conversaciones. 

Hernan Durango