El ministro Carlos Faria también ha censurado las sanciones impuestas a Rusia de manera «ilegal».

El canciller de Venezuela, Carlos Faria, ha manifestado que su Gobierno condena «esa permanente inyección de técnica militar para mantener y avivar el conflicto» de Ucrania por parte de las potencias occidentales.

En una rueda de prensa celebrada este lunes tras la reunión mantenida en Moscú entre Faria y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, el responsable de Asuntos Exteriores venezolano se ha referido a la «operación especial militar» que Rusia ha desplegado en Ucrania desde el pasado 24 de febrero.

En ese sentido, ha señalado que agradece que se le haya informado de todos los detalles y elementos, de «cómo avanza la operación» y ha manifestado «la solidaridad de parte del presidente Nicolás Maduro«.

Además, Faria ha expresado que su Ejecutivo «condena de manera importante la gran cantidad de sanciones que se han interpuesto contra la Federación de Rusia y sus habitantes». Además, ha sostenido que los planes tras esas sanciones «no cumplieron sus expectativas y la economía de Rusia sigue adelante, con ciertos inconvenientes, pero disminuido el daño que se quiso ocasionar».

Prolongar el conflicto

El canciller venezolano aseguró que la «intención» de las potencias occidentales es «hacer que el conflicto se mantenga», mientras que ha alabado la «disposición de Rusia» para sentarse en una mesa de diálogo para llegar a un acuerdo que pueda satisfacer los intereses tanto de Rusia como de Ucrania.

Faria ha rechazado reiteradamente las sanciones que «de manera masiva han caído sobre la Federación de Rusia, sanciones de toda índole con la intención de anularla económicamente, aislarla».

Sin embargo, el político sostiene que ninguno de esos objetivos se han cumplido debido a «un mal, imperdonable cálculo«, que ha provocado «un gran problema» en las economías de EE.UU. y la Unión Europea, regiones que «no saben cómo volver a la normalidad» y cuyos pueblos van a verse afectados, según el canciller.

«Condenamos la aplicación de esas sanciones ilegales contra cualquier país. Para eso existe la ONU, para atender cualquier problemática y cuando lo considere por cualquiera de sus miembros puede hacer una acción de ese tipo, pero no de esta manera, ha dicho Faria sobre las que ha calificado como «medidas coercitivas» de EE.UU.