Se espera que el menú permanezca sin muchos cambios y ofrezca las variedades habituales.

Moscú se prepara para la reapertura de los populares locales de McDonald’s, que operarán bajo un nuevo nombre y con otro logotipo, después de que la cadena estadounidense vendiera su negocio en Rusia al empresario local Alexandr Góvor para retirarse del mercado del país eslavo en protesta contra los combates en Ucrania.

Los primeros restaurantes de comida rápida abrirán sus puertas de nuevo este domingo, que también será un día festivo nacional por el Día de Rusia. Ya se ha podido presenciar la despedida de los icónicos arcos dorados en forma de ‘M’ que los obreros se encuentran desmantelando de las fachadas.

Se prevé que el 12 de junio en la capital y alrededores reabrirán como mínimo 15 locales, según los medios. Posiblemente, también abrirá el histórico McDonald’s en la plaza Púshkinskaya, que hace más de tres décadas marcó la llegada de la cadena a Rusia.

El nombre de la nueva marca, bajo la cual van a operar los antiguos restaurantes de McDonald’s, se desconoce, pero la empresa Sistema PBO, que dirige el negocio, ya ha revelado el futuro logotipo, que refleja un intento por mantener «los símbolos principales» de la cadena.

«Dos patatas doradas y una hamburguesa» lucen sobre el fondo verde que evoca «la calidad de los productos y del servicio» al que están acostumbrados los clientes, agregó la empresa a los medios rusos este jueves, aclarando que todavía no han tomado la decisión respecto al nuevo nombre.

¿Qué será del menú?

Entretanto, en los medios locales se filtró lo que sería el futuro menú de la cadena. Según esos datos, las variedades habituales, principalmente, se mantienen, con ciertas excepciones como los Big Mac, los helados McFlurry o las ensaladas César y de la huerta.

Coca-Cola sigue figurando en el menú, aunque se reportaban los planes de sustituir las populares gaseosas por las conocidas desde la época soviética que pasaron a un segundo plano tras la llegada de la globalización. Por lo visto, el pan de las hamburguesas tampoco será el mismo de antes, ya que aparentemente lo va a suministrar la compañía que trabaja con KFC y Burger King.

En muchos casos, el cambio de nombres se limitó al desprendimiento del prefijo ‘Mc‘ de los McNuggets, McChicken Premiere o McMuffin, mientras que los sándwiches Filet-O-Fish y Royal pasaron a ser Fishburger y Grand.

Al final, mantener el menú resultó ser posible porque, tal y como dijo el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, «el 95 % de todos los alimentos, o incluso el 98 %, son de Rusia y las tecnologías son rusas».

  • Los nuevos dueños del negocio planean reabrir todos los locales en el país hasta finales de julio. Todos los empleados mantendrán sus puestos de trabajo bajo las mismas condiciones de antes, como mínimo, durante los próximos dos años.