El mandatario indicó que las entregas adicionales de armas a Kiev tienen solo un objetivo: prolongar el conflicto.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que, en caso de suministro de misiles de largo alcance a Ucrania, Moscú va a sacar «las conclusiones pertinentes» y usar sus armas «para atacar aquellos objetivos» que todavía no ha atacado.

El mandatario sostuvo durante una entrevista con la cadena Rossiya 1, emitida este domingo, que toda la historia con las entregas adicionales de armas «tiene solo un objetivo: prolongar el conflicto armado tanto como sea posible».

En ese contexto, indicó que la decisión de EE.UU. de enviar a Ucrania sistemas de lanzacohetes múltiples HIMARS no cambiará significativamente el equilibrio de poder. «No hay nada nuevo aquí. En primer lugar, estos sistemas de lanzacohetes múltiples están en servicio en el Ejército ucraniano: sistemas análogos de producción soviética, rusa [como los] Grad, Smerch, Uragán», detalló Putin, haciendo hincapié en que el alcance no depende del propio sistema, sino de los proyectiles que lanza.

«Partimos de que este suministro por parte de EE.UU., y otros países, está relacionado con la reposición de pérdidas de este equipo militar«, señaló. En cuanto a las solicitudes de Kiev de entregas de unidades de artillería, el presidente ruso afirmó que aparentemente se trata de lo mismo: la reposición del equipo «perdido, destruido durante las acciones militares».

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania, en el que Washington suministrará a Kiev sistemas de lanzacohetes múltiples HIMARS, que tienen un alcance superior a los 70 kilómetros.

Respecto a las preocupaciones de Rusia sobre la amenaza para su territorio, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo este miércoles que Kiev prometió a Washington que no usará armas estadounidenses para atacar a Rusia.

El jueves la embajadora de EE.UU. en Kiev afirmó que los HIMARS «ayudarán a las fuerzas ucranianas a tener objetivos más específicos, pero también a disparar a distancias más largas». Al mismo tiempo señaló que el alcance de estos sistemas «dependerá de las fuerzas ucranianas»

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó que las solicitudes de Ucrania para recibir sistemas de lanzacohetes múltiples representan «una provocación directa destinada a involucrar a Occidente en las acciones militares».