El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló que Cuba, lugar donde se realiza la XXI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América–Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), es el epicentro de la unión y liberación de América Latina y el Caribe.

Desde la Habana, el jefe de Estado venezolano indicó que «estamos listos y prestos para esta reunión del ALBA, es una instancia inclusiva, abarcante, unitaria, donde todos venimos a trabajar por los asuntos que tiene que ver por la vida y desarrollo de nuestro pueblo», dijo. 

Agregó que «nuestro destino es la unión, la liberación y el ALBA es el camino de la unión y liberación de los pueblos».

El mandatario venezolano también rechazó la IX Cumbre de las Américas, cuyo anfitrión, la administración del presidente Joe Biden, concibió de antemano la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

«Un rechazo firme, absoluto a la visión imperial que pretende excluir a los pueblos de las Américas«, indicó.

El presidente Maduro llegó a la sede del Palacio de la Revolución, en La Habana, Cuba, para participar en la XXI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

En la sede del encuentro fue recibido este 27 de mayo por su par de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien ha hecho lo propio con las otras delegaciones que ya han arribado al Palacio de la Revolución. El encuentro concentrará a presidentes, primeros ministros y mandatarios del bloque, para compartir estrategias de desarrollo comunes y analizar la situación política regional, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, citado por Prensa Latina.