Jorge Lora Cam*

La Corona otorga las minas a los particulares en “concesión”, bajo el sistema de amparo por el pueble, esto es, su trabajo real y efectivo: “la razón porque su Majestad concede los minerales a las personas que los descubren y manifiestan, siendo suyos y pertenecientes a su Real Patrimonio, es porque los labren y beneficien, y sus súbditos y vasallos sean ricos y aprovechados y lo que ellos resultare se le paguen sus quintos y derechos; y pues, dejándolos despoblados cesa la razón porque fueron concedidos, justo es que lo pierdan” (véase Título Primero, Capítulo III).Virrey Toledo, 1574.2

LA LUMPENBURGUESÍA MINERA Y OTROS EXTRACTIVISMOS COLONIALES APUESTAN POR EL GOLPISMO.
Tres amenazas se ciernen en la visión de la derecha neoliberal que estaba a la ofensiva acusando a Castillo de fraude, corrupción y traición a la patria. Son tres de los rasgos que mas caracterizan, precisamente a los agresores, que cada dia que pasa se convierten en ultimatos: a) evitar la carcel de Keiko Fujimori y su banda de 80 o mas ladrones, compuesta por muchos importantes políticos, empresarios y militares; 2) el otro peligro es el pago de impuestos por la lumpenburguesía saqueadora (por lo que ya salio el ministro Pedro Francke) y 3) el tercero es el, hasta ahora, amago de referendum para la constituyente.

Todos relacionados con la matriz que engendró estas contradicciones: el neoliberalismo. En su defenssa, la derecha ha podido construir un aparato de terror dirigido presuntamente por el propio Montesinos desde la cárcel a traves del canal Willax que difunde sus orientaciones política cada domingo, siendo la última volver a su recurrida eficaz estrategia del “terruqueo”. De seguro estamos ante una costosa maquinaria que cubre una guerra total que incluye:

los medios, instituciones como el Congreso y el Tribunal Constitucional, militares encabezados por los firmantes de la carta de sumisión a Montesinos; hasta sicarios como los estudios de abogados, economistas y periodistas a sueldo. El rasgo que une a sus jefes es que la mayoría son corruptos prontuariados con amenaza de cárcel que participaron en la subasta del país y en criminalizar a los luchadores sociales, son enemigos de la soberanía y traidores a una patria que dicen defender, son los despojadores y saquedaores del país, los que siempre vivieron del Estado y enemigos de los derechos sociales y políticos. No obstante, en los mas de 9 meses de guerra integral, sus excesos y estupidez, los errores de sus mercenarios en el Congreso, les impiden conseguir sus objetivos. La izquierda popular y los pueblos agredidos cotidianamente por corporaciones, monopolios y oligopolios, terminan por rechazar esta excesiva agresión mediática.

*Dr. En Estudios latinoamericanos y en Ciencias Políticas por la UNAM, SNI II, autor de mas de 20 libros y otros escritos. Profesor investigador en varias universidades latinoamericanas.

DESCARCARGAR ARTICULO COMPLETO: