El Gobierno surcoreano instó este lunes a Corea del Norte a abstenerse de escalar las tensiones en la región y a volver a la senda del diálogo, luego de las últimas declaraciones de Kim Yo-jong, la subdirectora del departamento del Comité Central del Partido de los Trabajadores y hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, informa Yonhap.

Durante una rueda de prensa la portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, Lee Jong-joo, ha dicho que el Ministerio «indica claramente que Corea del Norte no debe provocar en ningún caso tensiones adicionales en la península coreana».

Recientemente Kim Yo-jong amenazó con graves consecuencias para las relaciones bilaterales y recordó que Pionyang es un «Estado con armas nucleares»; declaraciones en respuesta a la advertencia del ministro de Defensa surcoreano, Suh Wook, quien afirmó que Seúl tiene las capacidades necesarias para llevar a cabo un «ataque preventivo» con armas de precisión contra el país vecino.

«Mencionar temerariamente un ‘ataque preventivo’ contra un país que posee armas nucleares es una arrogancia que nunca será beneficiosa para ellos», señaló la subdirectora del departamento del Comité Central del Partido de los Trabajadores.

Sin embargo, a pesar de estos comentarios, ambos países mantuvieron una conversación telefónica este lunes a las 9:00 a través de la oficina de enlace intercoreana.