¿Francia Márquez quemó las velas del Partido Liberal? 

La figura carismática de Francia Márquez, su defensa de los derechos de las comunidades afrodescendientes y su condición de lideresa social defensora del medio ambiente, entre otros aspectos meritorios de su trayectoria, sumado a la significativa votación que alcanzó en la consulta del Pacto Histórico, son factores que llevaron a Gustavo Petro a escogerla como su fórmula vicepresidencial.

Sin embargo, el Pacto Histórico acaba de perder la posibilidad, al menos por ahora, de alcanzar un acuerdo con el Partido Liberal para obtener su respaldo a Petro en las próximas elecciones presidenciales, luego de que César Gaviria anunciara que era inviable cualquier diálogo con este sector político en razón de las declaraciones de Márquez que él considera ofensivas e inaceptables.

Las gestiones adelantadas por Petro para buscar un pacto con el partido que dirige Gaviria no merecen declaraciones innecesarias, aún si en el liberalismo las opiniones están divididas y posiblemente sus adherentes queden en libertad de votar. Lo que está en juego para el Pacto Histórico no es el enfrentamiento con el expresidente Gaviria, ni mucho menos, sino la derrota en las urnas del candidato Federico Gutiérrez luego de que éste ganara la consulta del Equipo por Colombia, logrando la segunda votación de las tres consultas.

Por Mauricio Trujillo Uribe  
26 de marzo de 2022 

«Las declaraciones groseras, falsas y malintencionadas que hizo Francia Márquez, candidata a la vicepresidencia del Pacto Histórico, en presencia del candidato Gustavo Petro, constituye una ofensa inaceptable y hacen inviable cualquier diálogo con este sector político», dice el comunicado del 23 de marzo del expresidente Gaviria. Fue emitido pocas horas después de que en el acto de presentación de Márquez como fórmula vicepresidencial de Petro, ella manifestara: «Eso nunca lo hemos dicho, siempre dijimos: con el Partido Liberal hay toda la apertura para avanzar, otra cosa que dije fue el problema de César Gaviria como persona. Él representa el neoliberalismo, representa más de lo mismo y este país requiere un cambio».

Sin embargo, el pasado 08 de marzo las manifestaciones de Márquez habían ido mucho más lejos en el marco de un debate público entre los entonces precandidatos del Pacto Histórico, luego de que en la semana anterior Petro y Gaviria se habían reunido. A una pregunta sobre una eventual alianza entre el Pacto Histórico y el Partido Liberal, Márquez dijo: «Gaviria es parte de lo que ha llevado a este país a vivir en la crisis que estamos, en la hambruna, la corrupción, siempre ha estado gobernando a su favor». Y agregó: «¿Qué es un pacto con César Gaviria?», «Es seguir repartiéndose el país creyendo que es su hacienda, creyendo que el Estado es su propiedad», contestó. Y remató diciendo que una alianza «con César Gaviria es más de lo mismo». 

Luego del encuentro con Gaviria, como representante y director del partido liberal, Petro había escrito en su cuenta de twitter que «el progresismo y el liberalismo aceptarían desarrollar un capitalismo productivo respetuoso del medio ambiente y de la fuerza de trabajo». A su vez, en aquel debate respondió que el Pacto Histórico «no significa un nuevo sectarismo, ni es motivo de venganzas» y afirmó: «El pacto es con todas y todos los ciudadanos de Colombia, con los que están con nosotros y los que no están con nosotros, con los que votaron por Uribe y ahora se arrepintieron y aun con los que no se arrepienten». Y ahora, cuando el expresidente Gaviria anunció el rompimiento del diálogo con el Pacto Histórico, Petro trinó: «Reconocemos en César Gaviria la persona en la que el Partido Liberal ha designado su vocería. Esperamos que el liberalismo se apreste al camino de las reformas que necesita Colombia».

Esta posición de Petro, que en las elecciones presidenciales de 2018 perdió frente al candidato Iván Duque en medio del llamado a votar en blanco del candidato de centro, Sergio Fajardo, tiene su asidero: lo que está en juego para el Pacto Histórico no es el cuestionamiento ni mucho menos el enfrentamiento con el expresidente Gaviria, sino la derrota en las urnas del candidato Federico Gutiérrez luego de que éste ganara la consulta del Equipo por Colombia, logrando la segunda votación de las tres consultas. Tanto más que con el retiro del candidato del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, se está perfilando en torno a Gutiérrez un frente anti-Petro que alcanzaría su máximo potencial en la segunda vuelta presidencial, razón por la cual Petro ha insistido vehementemente en la importancia de ganar desde la primera vuelta.

Las gestiones adelantadas por Petro para buscar un pacto alrededor de unos mínimos con el Partido Liberal no merecen declaraciones innecesarias, aún si en el liberalismo las opiniones están divididas y posiblemente Gaviria termine anunciando que su partido deja a sus adherentes en libertad de votar. Y si Petro es electo presidente, requerirá de alianzas con el partido liberal y otras fuerzas políticas para su gobernabilidad y la agenda de reformas en el nuevo Congreso.

* @maurotrujillo21