Excelentísimos Señores Obispos de la Región de la Orinoquia Colombiana

En Att. Monseñor Jaime Cristóbal Abril González

  • Obispo Diócesis de Arauca Rvdo. Raúl Alfonso Carrillo Martínez
  • Obispo de Puerto Gaitán y Puerto Carreño Edgar Aristizábal Quintero Obispo de Yopal Casanare
  • Obispo de Yopal Casanare Monseñor Héctor Javier Pizarro
  • Obispo Vicariato Apostólico de trinidad Casanare Monseñor José Figueroa Gómez
  • Obispo de Diócesis de Granada Monseñor Oscar Urbina
  • Obispo Arquidiócesis de Villavicencio meta.

Reciban un saludo cordial y nuestros deseos de que la paz habite en sus jurisdicciones eclesiásticas y para que esta reunión de la Conferencia Episcopal siga rodeando a la convivencia en su deseo profundo de vivir en equidad, justicia y dignidad.

Mediante la presente, las personas y organizaciones abajo firmantes, muy respetuosamente nos dirigimos ante esta importante Asamblea de Obispos, en especial a los representantes de la Orinoquia, con el fin de invitarles para prestar sus buenos oficios a través de pronunciamientos públicos y acciones pastorales puedan ayudar a superar la grave crisis humanitaria que desde el pasado 2 de enero de 2022, se viene presentando en el departamento de Arauca, en hechos que han costado la vida de más de 70 personas, masacres, desplazamientos forzados y atentados contra edificios públicos de organizaciones sociales de defensores y defensoras de derechos humanos, entre otros hechos que tienen sumida a la población civil en el miedo y la zozobra y es preocupante el silencio institucional y de la sociedad en general por los que es necesario consolidar acciones en pro de detener estos lamentable sucesos que se vienen presentando en la región.

Valoramos y felicitamos la labor que ha hecho la Iglesia Católica Colombiana en liderar la misión humanitaria en el Choco en octubre del 2021, qué junto con otras iglesias, la comunidad internacional y organizaciones sociales, quienes llegaron hasta la región a acompañar a la población y ayudar a impulsar su voz para que el gobierno y los actores armados cumplan con los acuerdos y normas internacionales.

Las siguientes propuestas y otras que desde la conferencia puedan sugerir, nos ayudaran a que el derecho a la vida como bien mayor y sagrado; el respeto a la población civil recobre su lugar en el actual contexto de conflicto en el departamento de Arauca llamando la atención de la sociedad en general.

1. Nos parece de la mayor importancia, hacer un llamado por todos los medios posibles, desde la Conferencia Episcopal de Colombia y los obispos de la Orinoquia para que haya UN CESE AL FUEGO INMEDIATO por parte de los grupos insurgentes en conflicto en el departamento de Arauca.

2. Apoyar el establecimiento de uno o varios corredores humanitarios para proteger la vida, la integridad personal, los derechos humanos y la no infracción del derecho internacional humanitario.

3. Brindar la posibilidad de que las parroquias y centros religiosos sean espacios humanitarios, como lugares protegidos, que según el artículo 3 común de los convenios de Ginebra, deben ser respetados en las confrontaciones, de manera que la población civil tenga oportunidades y no se vean obligados a salir desplazados de la región.

4. Invitamos a apoyar, participar y conformar la comisión organizadora el Foro de derechos Humanos en Arauca, el 24 y 25 de marzo del presente año e igualmente la caravana que saldrá de la capital de la Republica hacia la ciudad de Arauca.

5. Invitar al gobierno colombiano a dar cumplimiento al derecho a la paz, como bien mayor y que propicie los diálogos con los actores armados en la región de manera que se pueda desescalar el conflicto armado y proteger la vida y la integridad de la población civil.

6. Les invitamos a participar y organizar una Misión Humanitaria, desde el 21 al 24 de marzo del presente, saliendo de Bogotá D.C. y recorriendo los municipios de Arauca, juntando fuerzas con las administraciones municipales, iglesias, colegios, sectores sociales y organizaciones de derechos humanos y sociales. Esta misión tiene el carácter humanitario, solidaridad con las comunidades de Arauca, similar a la que se han hecho en el Pacifico colombiano que fue liderada por los obispos y la iglesia de la región, junto con otras iglesias y organizaciones sociales locales, nacionales e internacionales, embajadas, ONU y otras instituciones, para manifestar solidaridad a las comunidades y un llamado a los grupos armados a respetar la vida y pactar un cese al fuego inmediato.

De igual manera les pedimos su intermediación ante el gobierno colombiano para que:

1. La implementación de políticas públicas que garanticen la educación, la salud, vivienda y demás necesidades básicas de las comunidades víctimas del conflicto en Arauca.

2. A desarrollar un plan para el cumplimiento de lo acordado en las negociaciones de paz en la Habana Cuba con las FARC EP y es Estado Colombiano como forma expedita para alcanzar una duradera paz en la región.

3. Insistir en establecer una mesa de Dialogo con el Ejército de Liberación Nacional.

Quedamos supremamente agradecidos y agradecidas por la atención a la presente, con la convicción de que solidariamente, juntos y juntas podremos hacer recobra el valor sagrado de la vida y a la paz y a las cuales la sociedad de Arauca tiene derecho.

Firman, 3 Organizaciones Sociales

  • Corporación Claretiana Norman Pérez Bello
  • Comité Permanente de Derechos Humanos
  • Brigada Jurídica Eduardo Umaña Mendoza
  • Unión Patriótica REINICIAR CUT FECODE
  • Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra
  • Organización de Derechos Humanos del Oriente Colombiano en el Capítulo de Arauca.
  • Confederación Nacional de Acción Comunal
  • Unión Sindical Obrera USO
  • Asociación Nacional de desplazados
  • Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo
  • Coordinación Colombia Europa Estados Unidos CCEU
  • Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado Movice
  • Asociación Fracie Colombie solidarité Lyon Francia
  • Fuerza Común
  • Personas
  • Jaime Absalón León Sepúlveda Defensor de derechos Humanos ambientalista Mauricio Mendoza Albero Benavides Mora (Polo Democrático) Juan Sebastián Gil Martínez