El senador y precandidato mantuvo un encuentro con el registrador y la presidenta del CNE en la que hablaron de las garantías electorales que estas entidades brindarán en las elecciones de 2022

Este martes 9 de noviembre, el registrador Nacional, Alexander Vega Rocha, y la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Doris Ruth Méndez, dieron inicio a una serie de reuniones con directores y líderes de los diferentes partidos políticos para socializar el Plan de Garantías de los procesos electorales con miras a las elecciones de Congreso de la República y Presidencia de la República en 2022.

El primero en sostener una reunión con los funcionarios fue el senador Gustavo Petro, líder de Colombia Humana, quien pidió conocer de primera mano los aspectos de la adquisición y auditoría del software de escrutinio nacional para las elecciones del próximo año.

“Le expusimos al senador Gustavo Petro todo el Plan de Garantías para los partidos políticos, quedó claro el compromiso de la organización electoral, tendremos software propio de escrutinios que estará en manos del Consejo Nacional Electoral, este no solamente va a ser auditado por las misiones de observación internacional, sino por todas las fuerzas políticas”, indicó el registrador Vega Rocha.

“Estamos revisando el censo electoral para entregarlo depurado, libre de personas fallecidas y de extranjeros que hayan obtenido la nacionalidad de manera irregular”, agregó el registrador.

Por su parte, el también precandidato presidencial del Pacto Histórico señaló que la conversación con la organización electoral seguirá para tratar temas como el proceso de adjudicación del software electoral y su auditoría por parte de los sectores políticos. Igualmente, Petro invitó a los colombianos para que reporten a la Registraduría Nacional el certificado de defunción de sus familiares fallecidos en Colombia o en el exterior, para que de esta manera la entidad pueda cancelar la vigencia del documento de identidad y excluirlo del censo electoral.

“Precisamente por la transparencia, esta es una diligencia que hay que hacer, hay que declarar cuando una persona fallece y entregar su certificado de defunción porque si la Registraduría no tiene conocimiento, la cédula sigue vigente”, señaló Petro.

De otra parte, la directora del partido Centro Democrático, Nubia Stella Martínez, también se reunió con Vega Rocha para conocer las nuevas medidas sobre garantías que la organización electoral ofrece a todos los grupos políticos en el país ante las próximas elecciones al Congreso y Presidencia de la República.

El registrador nacional reiteró la invitación a la participación en las próximas elecciones, al tiempo que reafirmó su compromiso de otorgar las garantías necesarias para la transparencia del proceso electoral.

Cuestionamientos contra el registrador Vega

Hace unos días, la activista política Catherine Juvinao denunció que desde hace dos años ha venido alertando, junto a veedurías ciudadanas, lo que pretende hacer el registrador Vega, que es “no dejar que Colombia tenga una renovación política en las elecciones legislativas de 2022″.

“Al registrador Alexander Vega le acomodaron el concurso para ganar el cargo; entregó las registradurías regionales a los clanes; no ofrece transparencia para auditorías. Si el bloque alternativo no concerta una estrategia de testigos electorales se puede venir algo muy grave en 2022″, señaló la activista.

Así mismo, recordó que Vega llegó al cargo en medio de un proceso lleno de coincidencias que le permitieron encajar en el puesto de registrador.

“Él llegó a ser registrador por un concurso a la medida de Alexander Vega. Él no cumplía los requisitos ni de experiencia profesional ni de formación académica, pero las presidentas del Consejo de Estado y la Corte Constitucional de ese momento, casualmente cambiaron el concurso justo cuando Vega se iba a postular”, sostuvo Juvinao.

Según la activista, en este concurso además se implementó un nuevo examen de conocimiento en el que Vega, sin tener ningún mérito en su hoja de vida, sacó un puntaje casi perfecto.

“Tan raro y tan anómalo fue este proceso que inclusive la entrevista que tenía que ser pública se la hicieron a puerta cerrada”, recordó.