El gigante asiático planea convertirse en el primer país del mundo en probar a nivel nacional una moneda digital regulada por el Estado.

Un programa de pruebas del yuan digital arrancó el miércoles en un parque de atracciones de Pekín, permitiendo a los clientes pagar con la nueva moneda digital en numerosas tiendas.

El evento en el parque Happy Valley está organizado por Bank of Communications, uno de los mayores bancos de China, cuyo personal asesora a los visitantes sobre cómo descargar la aplicación, abrirse un monedero digital y realizar las primeras compras, detalla China Daily.

El mes pasado, varias zonas de prueba de la nueva moneda fueron abiertas en la primera Exposición Internacional de Productos de Consumo de China, celebrada en la provincia de Hainan, para que los asistentes conocieran diversos escenarios de uso del yuan digital.

Asimismo, en los últimos meses, las autoridades chinas han repartido entre la ciudadanía millones de yuanes digitales mediante una serie de loterías celebradas en varias ciudades como parte de su programa de pruebas y está planeando expandir este programa en el futuro.

El banco central del país -el Banco Popular Chino- reveló el año pasado sus planes para lanzar una moneda digital de cara a los Juegos Olímpicos de Pekín 2022 y detalló que el nuevo sistema de pago contará con algunas características de las criptomonedas, aunque, al contrario que estas, será regulado por el órgano estatal.

El e-yuan reemplazará al menos parcialmente el dinero en efectivo en circulación, mientras el gigante asiático planea convertirse en la primera economía del mundo en probar su divisa digital a nivel nacional.