En la edición 320 de su programa Desde Donde Sea, a propósito de los avances en el diálogo entre el gobierno venezolano y el ala extremista de la oposición, Miguel Ángel Pérez Pirela describió las aristas que marcan el proceso en la actualidad.

En ese orden, durante su exposición hizo referencia a las cuatro condiciones demandadas por el Ejecutivo para conversar con el sector encabezado por Juan Guaidó, la caracterización del negociador elegido por este grupo, el empeño de este exdiputado en mantener su pseudogobierno, el proceso de designación de candidatos que adoptó el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), la «guerra silenciosa» en Apure y las señales de Washington, en particular, las relativas a la licencia otorgada a compañías estadounidenses que tienen relación con la estatal petrolera venezolana.

Maduro exige cuatro puntos para la negociación y la oposición extremista acepta sentarse

Para entrar en materia, el analista criollo aludió a las palabras del presidente de la República, Nicolás Maduro, quien confirmó este martes 1 de junio que el sector antidemocrático de la oposición aceptó reunirse con la delegación del reino de Noruega, de cara a las negociaciones con el Gobierno Bolivariano.

«Logramos que la oposición extremista se sentara», dijo el Mandatario, asunto que fue valorado por Pérez Pirela como «una muy buena noticia para los venezolanos». Asimismo, relató que el presidente aseguró que la delegación de Noruega ya está en Venezuela cumpliendo la agenda de diálogo.

Adicionalmente, refirió que según Maduro, Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional (AN) y quien encabeza la delegación del Ejecutivo, ratificó los puntos de negociación que días atrás puso sobre la mesa el Jefe de Estado.

«Estos cuatro puntos que exige Maduro son esenciales, trascendentales, son condición necesaria para que pueda avanzar la política, la economía y la sociedad. Sin ellos se hace muy arduo plantear soluciones al tema de Venezuela», añadió.

Seguidamente, explicó que estas condiciones las podía demandar Maduro, en representación del gobierno, porque se encontraba en una posición de fuerza en relación con sus adversarios, toda vez que logró resistir sanciones, bloqueos, intentos de magnicidio e intentos de invasión, al tiempo que estos fallaron en todas las líneas de ataque y hoy se encuentran con una nueva AN, con un Consejo Nacional Electoral que no se atrevieron a designar mientras tuvieron el control parlamentario y además deben lidiar con una creciente falta de respaldo internacional y con una gran impopularidad interna.

Así las cosas, el presidente venezolano condicionó las conversaciones con este grupo al levantamiento inmediato de todas las sanciones y medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela por parte de los países occidentales, particularmente Estados Unidos; el reconocimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela –y, por ende, de todos los poderes públicos instituidos, entre ellos el CNE electo por la AN, que, a su vez fue electa popularmente en diciembre de 2020–; la devolución inmediata de todas las cuentas bancarias con todo el dinero que ha sido secuestrado en Estados Unidos y de Europa y de los activos venezolanos como Citgo y Monómeros y, por último, la exigencia de que las discusiones sean públicas, con cámaras y periodistas.

«Alguno de ellos se reúne con nosotros en privado, como Freddy Guevara, por ejemplo, pero lo primero que piden es que la reunión sea secreta, pero en la reunión Guevara y su grupo piden que quieren ser gobernador, que quieren hacer esto, que quieren participar, que están cansados de Guaidó, pero no son capaces de dar la cara ante el país», citó el comunicador, que recuperó las palabras de Maduro al anunciar la cuarta condición.

De parte de la oposición, el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, cuyos nexos con la oposición son públicos, confirmó que «las dos oposiciones están sentadas dialogando» con respecto a la participación en las venideras megaelecciones regionales y municipales, fijadas para el próximo 21 de noviembre.

Freddy Guevara: de líder de las guarimbas a negociador con el gobierno

El también director de LaIguana.TV estimó necesario puntualizar algunos aspectos relativos a la figura del dirigente opositor Freddy Guevara, que de formar parte y liderar en algún momento el ala más radical de la oposición, cuyo accionar ha estado históricamente caracterizado por la violencia, el terrorismo y la sedición, fue enviado por Guaidó como negociador con el gobierno y ahora niega cualquier participación de su sector en actos violentos.

Para fundamentar su aseveración, compartió con la audiencia un fragmento de una entrevista que concediera Guevara al periodista Vladimir Villegas, en la que, al ser inquirido sobre una eventual renuncia de las vías violentas de cara a la negociación con el gobierno, aseguró: «Nosotros nunca hemos ejercido la violencia para ejercer el poder. Ni somos militares, ni somos guerrilleros. (…). Las fuerzas democráticas jamás han asumido el camino de la violencia ni de la fuerza».

En este punto, el comunicador señaló que era «por lo demás fácil tergiversar los hechos», apelando a una presunta desmemoria de los venezolanos y venezolanos, que desde el punto de vista de estos agentes, olvidarían fácilmente que fueron víctimas de la violencia continuada que ellos promovieron, que se expresó, entre otras cosas, en el asesinato de motorizados por causa de guayas instaladas en calles oscuras, en la quema de instituciones públicas y en encierros violentos de los habitantes de las zonas de la clase media alta, que incluso no pudieron, durante mucho tiempo, abandonar sus hogares en caso de emergencias médicas.

Pérez Pirela recordó además, que este grupo tampoco puede deslindarse de su participación en acciones abiertamente sediciosas, como el llamado a golpe de Estado que hiciera Guaidó, la madrugada del 30 de abril de 2019.

Así las cosas, presentó un video en el que el exparlamentario dice: «Hoy, como presidente encargado de Venezuela, el legítimo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, convoco a todos los soldados, a todos y a toda la familia militar a acompañarnos en esta gesta, como siempre hemos hecho, en el marco de la Constitución, en el marco de la lucha no violenta que hemos hecho en todo momento. Así que el llamado es aquí, en la base aérea La Carlota, a acompañar este proceso del cese definitivo de la usurpación».

A su parecer, en esa ocasión, el político derechista «hizo doblemente el ridículo» porque luego se comprobó que no había tomado ninguna base militar y el plan que diseñaron, murió antes de nacer, porque aunque aseguraron que contaban con el apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), eso era completamente falso.

«Esta operación solo sirvió para sacar a Leopoldo López de su casa y que huyera como un cobarde a España», añadió. Y si el acto no resultó ser un golpe de Estado, fue porque se dieron cuenta, en medio de la intentona, que no tenían la fuerza ni los militares para eso,  aunque su «ridículo» dejó enfrentamientos y varios heridos, asunto que ahora intentan negar fehacientemente.

A ese respecto, soportó lo dicho en un audiovisual grabado por la corresponsal de teleSUR en Venezuela, Madelein García, quien recopiló testimonios de oficiales que aseguraron que habían sido llevados a las inmediaciones de La Carlota bajo engaño y que al percatarse de la situación, emprendieron el camino de regreso hacia sus respectivos puestos de comando.

En el trabajo de García también se recuerda que López y Guaidó desaparecieron durante unas tres horas y reaparecieron pasado el mediodía en la Plaza Altamira, reconocido bastión del extremismo, zona en la que se registraron hechos de violencia en las horas siguientes.

En opinión del filósofo venezolano, en ese momento se buscó un enfrentamiento entre venezolanos y los sediciosos «convocaron a su gente como carne de cañón, expuesta a cualquier tipo de tragedia», porque, en todo caso, siempre podrían obtener réditos por ello.

Regresando a Guevara, indicó que a pesar de que en el presente pretende venderse como un personaje que apuesta al diálogo, a la vía pacífica para la resolución de conflictos, ocho meses atrás, en una conversación con el mismo Vladimir Villegas, apuntó: «El peor mal que tiene Venezuela es Maduro, y no quisiera que fuese en la forma más traumática, quisiera que fuese de la mejor manera, pero, como te digo, el terreno de la lucha lo decide el opresor, que, en este caso, es Maduro. ¿A qué apuesto yo hoy en el corto plazo? (…). A que forcemos a quienes hoy lo respaldan a acordar una transición para elecciones presidenciales libres, sin Maduro, obviamente».

De este modo, en su opinión la figura resulta poco confiable, porque no se sabe a quién creerle, si al Freddy Guevara que llamaba a matar gente, a encerrar por la fuerza a personas dentro de sus residencias, al que quemó media ciudad o al que, «después de que se enfrió en una embajada, sale pidiendo diálogo».

Guaidó, sin respaldo ni dentro ni fuera del país

Miguel Ángel Pérez Pirela comentó que aunque el país esté en medio de un proceso tan importante como el diálogo, Guaidó insiste en mantener «su gobierno ficticio, de fantasía» y anunció la designación de pseudojuntas directivas para las filiales de PDVSA Citgo Holding, Citgo Petroleum y PDV Holding, empresas que él y su grupo «se han robado».

Destacó, asimismo, que aunque el exdiputado intenta presentarse como un héroe y el promotor de un «Acuerdo de Salvación», él es «el único que tiene que ser salvado» y el rimbombante nombre se corresponde con guiones que le escriben sus asesores –del desastre– desde Miami», porque a pesar de que asegura que cuenta con un sólido respaldo dentro y fuera del país, eso no se corresponde con la realidad.

En particular, aludió a las declaraciones de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA, por sus siglas en inglés), que el martes 1 de junio comunicó que de los casi 60 países que en un momento aceptaron a Guaidó como presidente, todos, menos siete, han retirado silenciosamente la designación de sus comunicados oficiales este año.

En el documento se destaca que el retiro del apoyo de sus aliados es tan notable que, incluso la Unión Europea, que a inicios de año reiteró su disposición para trabajar con él, ahora evita tratarlo como presidente.

El experto apuntó que si hablamos de Venezuela, su situación es mucho peor, pues su figura carece completamente de relevancia en los asuntos cotidianos del pueblo venezolano. Ciudadanos entrevistados por la periodista Mirelvis Gutiérrez para su espacio En La Pista aseguraron que están pendientes de satisfacer sus necesidades básicas, que están cansados de salir a manifestar, que el político no ha propuesto nada concreto ni ha definido qué gana el pueblo al seguirlo, que lo importante es ir a votar, que quemar cauchos no es eficaz. Incluso alguien dijo, que era «un mortal que se cree líder político y no hace nada por el país».

Estas respuestas y la consecuente impopularidad, que incluso es reflejada por encuestadoras abiertamente favorables a la oposición, son la resulta de los desmanes cometidos, de la promoción de las sanciones y de su apuesta a la violencia, reflexionó el analista.

PSUV apuesta por selección de candidatos por las bases

Si bien el gobierno logró sentar al grupo de Guaidó, aunque él lo niegue, no menos cierto es que se prepara para unas megaelecciones en noviembre y en ese orden, el PSUV, partido mayoritario dentro del gobierno, apostó a un proceso de selección de candidatos por las bases.

Así, explicó Pérez Pirela, el primer vicepresidente de la tolda roja, Diosdado Cabello, confirmó que las Unidades de Batalla Hugo Chávez (UBCh), estructura organizativa básica del partido, deben convocar a una reunión o asamblea en la que se elegirán democráticamente los candidatos. «Ojalá se respeten las metodologías, sea justo el proceso y también los resultados», agregó.

Cabello precisó que cada UBCh deberá seleccionar a un coordinador o coordinadora de la actividad y detalló que en la reunión se celebrarán seis procesos de votación distintos: uno para gobernadores, otro para alcaldes, el tercero para el voto lista de legisladores regionales, el cuarto para el voto lista de diputados regionales, el quinto para el voto lista de concejales y el último para el voto nominal de concejales.

Luego, continuó relatando, una vez terminado el proceso, a partir del 27 de junio la Comisión Nacional de Postulaciones Electorales comenzará a confeccionar los listados nacionales, a partir de los cuales se seleccionarán los candidatos en unas elecciones primarias fijadas para el 8 de agosto.

En contraste, recordó que en ediciones previas de Desde Donde Sea se han mostrado gráficas de aceptación de figuras de la oposición, que indican que están muy mal posicionados. En ese lado del espectro político, añadió, varios partidos están enfocados en la selección de sus candidatos.

Últimos acontecimientos de la «guerra silenciosa» en Apure

Presentando otro ángulo de la situación política venezolana actual, Pérez Pirela destacó el rescate de ocho militares venezolanos que habían sido retenidos por grupos irregulares armados procedentes de Colombia, una noticia que, aunque muy buena, a su parecer debe acompañarse del recordatorio que en el estado Apure han perdido la vida soldados venezolanos, pues allí se libra «una guerra silenciosa».

En ese sentido, aludió al trino del ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, en el que anunció el éxito de la operación Águila Centenaria y divulgó el comunicado de la FANB en el que se precisan detalles sobre las acciones.

«En este momento, acompañados de un excelente grupo de médicos militares, brindamos atención a ocho valerosos patriotas, quienes encontrándose secuestrados por grupos criminales colombianos, hoy fueron rescatados en el estado Apure», escribió Padrino.

De su parte, el analista extrajo algunos aspectos del documento, en el que se puntualizan algunos aspectos de importancia para comprender cómo avanza el conflicto en la zona. Así, precisó que se continúa la búsqueda de dos venezolanos que están en las manos de colombianos en armas; que la FANB repudia categóricamente las manipulaciones mediáticas, palangristas de opinadores de oficio, que han pretendido politizar la violencia encarnada por las facciones terroristas en la frontera colombovenezolana y que la FANB continuará combatiendo a las organizaciones delictivas que pretendan usar el territorio venezolano para sus actividades irregulares.

También mencionó los nombres de los efectivos militares rescatados: Teniente Coronel Jean Carlos Beaumont, Primer Teniente Jhonny Yaguare, Teniente de Fragata Álvaro Flores Berroterán, Sargento Mayor José Antonio Ramos Dávila; Sargento de Segunda Steven Aular Lara, Teniente de Fragata José Emilio Torres Pérez, Teniente de Fragata Luis  Cova y el Sargento Mayor Paúl Hernández.

En este punto, presentó a la audiencia el reporte que hiciera Madelein García del proceso de rescate, en el que se presentan imágenes del momento de la llegada de los soldados venezolanos al Hospitalito de Fuerte Tiuna en Caracas, donde fueron recibidos por Padrino López y el Jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, Remigio Ceballos Ichaso.

En otros audiovisuales compartidos, se mostró el testimonio del Sargento de Tercera Jairo Pérez, quien sobrevivió a la emboscada en la que fueron plagiados sus compañeros y hoy se recupera de las heridas. Según dijo Pérez a García, recibió tres impactos de bala y caminó durante cuatro días hasta que llegó a un puesto de comando del Ejército venezolano.

«Los venezolanos estamos sufriendo la guerra continuada que vive Colombia». Ahora todo el mundo se despierta a la violencia generalizada que atraviesa a ese país y la ve como inédita, pese a que hemos sido víctimas de la violencia continuada, señaló Pérez Pirela para cerrar este punto.

¿Relajará Washington las sanciones contra Venezuela? El «mensaje» de la licencia de la OFAC

Este 1 de junio, la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), adscrita al departamento del Tesoro del gobierno de los Estados Unidos emitió una licencia que extiende las transacciones de Chevron, Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International con PDVSA.

La decisión, en opinión del comunicador venezolano, revela la hipocresía con la que opera la administración Biden, que autoriza a sus empresas para que realicen cierto tipo de transacciones con PDVSA, pese al bloqueo que pesa sobre la estatal venezolana.

Esta licencia indica que todas las actividades prohibidas por la orden ejecutiva del 1 de noviembre de 2018 son «para seguridad o para la preservación de activos en Venezuela», «involucra a PDVSA o a cualquier entidad» en la que la estatal posea directa o indirectamente al menos el 50% de interés o «estaban en vigor antes del 26 de junio de 2019», «están autorizados hasta las 12:01 am, hora del Este, hasta el 1 de diciembre de 2021», resumió.

A su parecer, esta «licencia es una especie de mensaje que envía Washington», que acaso podría ser el indicio de una flexibilización de las sanciones, sin que ello esté todavía demasiado claro, pues el documento mantiene las prohibiciones a las empresas estadounidenses sobre los siguientes rubros: perforación, elevación, procesamiento, transporte o envío de petróleo o cualquiera de sus derivados de origen venezolano; diseño, instalación, reparación o mejora de cualquier pozo o cualquier otra instalación en Venezuela, así como la compra o instalación o reparación de servicios, «excepto cuando sea requerido por seguridad»; la contratación de personal o servicios adicionales, «excepto cuando sea requerido por seguridad» y el pago de cualquier dividendo, incluso en especies, a PDVSA o cualquier entidad en la que la estatal posea directa o indirectamente el 50% o más del capital accionario.

En todo caso, desde su punto de vista, se trata de un mensaje enviado por Estados Unidos de cara al diálogo y que deja claro que, internamente, «Venezuela sigue muy presente».

Con base en lo señalado por algunos voceros republicanos, el analista criollo especuló que Joe Biden estaría siendo presionado por sus adversarios, en relación con su actuación con respecto a nuestro país y para sustentar su apreciación echó mano de lo manifestado por el senador Rick Scott, muy cercano al expresidente Donald Trump, quien aseguró que la «debilidad de Biden ha envalentonado aún más a Irán, amenazando la seguridad de los Estados Unidos».

Las declaraciones de Scott, explicó, se sucedieron a la versión que circula en medios de comunicación, según la cual dos buques iraníes estarían viajando a Venezuela. Este vocero sostuvo que el gobierno del presidente Nicolás Maduro «le da un punto de apoyo a Irán en el hemisferio Occidental» por lo que exhortó a Estados Unidos a exigir el retroceso de los buques de guerra.

Concretamente, el congresista estadounidense se refería a lo revelado por el medio estadounidense Politico relacionado con la presunta movilización de dos buques iraníes por la costa oriental de África, rumbo al sur, tras lo cual, en un acto de injerencia, Washington se aprestó a supervisar las aguas internacionales para impedir un intercambio comercial con Venezuela.

Pérez Pirela apuntó que estos eventos están trayendo consecuencias en el gobierno de Biden y en su oposición, si bien, al menos en su parecer, el mandatario no ha sido precisamente indiferente a la realidad venezolana, pues días antes de la publicación de Politico habría dicho: «la sola presencia de buques de guerra iraníes en su patio, representaría un desafío a la autoridad estadounidense en la región y avivará el debate en Washington sobre la decisión de reabrir las negociaciones con Teherán».

Comentario al cierre

Antes de dar paso al intercambio con la audiencia, Pérez Pirela aludió a la apertura gradual de la frontera decretada unilateralmente por Colombia y cuyos detalles pueden leerse en el portal de LaIguana.TV en una nota intitulada: «Colombia abre ‘gradualmente’ frontera con Venezuela desde este 2J: Conozca horarios y medidas».

Sobre esto, se preguntó si esto era lo que realmente deseaba Venezuela, pues a pesar de que Bogotá aseguró que se mantendrán todas las medidas de bioseguridad necesarias para impedir la propagación de la COVID-19, las autoridades de los dos países no han logrado ponerse de acuerdo para implementar un protocolo común, la pandemia está fuera de control en Colombia y en 2020, en medio de una oleada de retornos masivos de venezolanos, el gobierno de Iván Duque envió autobuses infectados con coronavirus a territorio venezolano.

Finalmente, recordó que las relaciones diplomáticas entre las dos naciones vecinas están suspendidas desde el 23 de febrero de 2019, cuando el gobierno de Iván Duque prestó apoyo logístico para el ingreso de grupos armados a Venezuela, usando como pretexto la entrada de ayuda humanitaria.

Tomado de LaIguana.TV

Miguel Pérez Pirela