Por Fernando Rubio | 25/05/2021 | Colombia

Para este martes 25 de mayo el poderoso mundo empresarial colombiano ha convocado eventos y desfiles en varias ciudades del país para presionar el levantamiento del Paro o Huelga política general que el próximo 28 de mayo completa un mes de movilizaciones, bloqueos de carreteras, tomas urbanas, marchas agrarias, Mingas indígenas, constitución de Asambleas autónomas y configuración de espacios de resistencia (Cali, Bogotá), mismos que han debido enfrentar la más violenta y cruel arremetida de los aparatos policiales y militares del gobierno de Iván Duque, los cuales recibieron la orden de Uribe Vélez, el verdadero Jefe del régimen fascista, de disparar contra la gente sin reparo alguno, tal como ha ocurrido masivamente en Cali, Popayán, Bogotá, Neiva y Bucaramanga.

El cuadro de Cali es apocalíptico y dantesco dado el grado de brutalidad utilizado por el Escuadrón de la muerte ESMAD, coaligado con los grupos neo paramilitares de las mafias de la droga, que han utilizado todo tipo de procedimientos sangrientos para aplastar el levantamiento social como el asesinato a sangre fría de jóvenes, las casas de pique para descuartizar, las desapariciones, las torturas, procedimientos que han contado con el apoyo de la cadena de almacenes Éxito y de la Alcaldía de la ciudad (en cabeza de un reconocido charlatán petrista), cuyas instalaciones, bodegas y parqueaderos han sido convertidos en espacios de fusilamiento, torturas y descuartizamiento de decenas de personas que después son lanzados al Rio Cauca o a las fosas clandestinas de Buga, Yumbo, Tuluá y Candelaria.

Igual sucede en Bogotá, la capital de la nación, en la que la policía ha contado con la complicidad de la Alcaldesa, una socia del neoliberalismo gavirista y peñalosista, que ha propiciado la aterradora sangría del Esmad y la Policía Metropolitana contra las Asambleas populares en el Portal de la Resistencia y en Bosa, para favorecer los negocios de los dueños de Transmilenio y de los contratistas escogidos a dedo por la Senadora Angélica Lozano, la otra “alcaldesa” en la sombra, dados sus vínculos matrimoniales con la señora Claudia López. 

La Andi, Anif, Asobancaria, Camacol, Confecamaras, Fascecolda Acopi, Fedegan, Asocaña, Acoplasticos, Fedemetal, Afidro, la Sac, Anato y Andesco, tiendas Olímpica, tiendas la 14, Arturo Calle y hasta las mafias maquilladas en múltiples negocios de fachada, que constituyen la flor y nata de la elite económica del país, se han concertado para hacer las movilizaciones que pretenden quebrar el poderoso e histórico levantamiento popular colombiano que no cede y se radicaliza exigiendo soluciones de fondo a la profunda crisis social, sanitaria y económica que tiene en la miseria a más de 25 millones de seres humanos, la mayoría de ellos jóvenes, el grueso del vibrante alzamiento nacional.

La explicación de la desesperada e histérica acción empresarial está en los contundentes impactos de la huelga política general en curso que ha significado la caída diaria de la producción en 700 mil millones de pesos (200 millones de dólares), las pérdidas de los cañeros del Valle del Cauca y otros renglones de la producción en una cifra cercana a los 3 billones de pesos (Mil Millones de dólares) y la parálisis del Puerto de Buenaventura, por donde ingresa y sale el 80% de comercio internacional colombiana, lugar al que las navieras han optado por no acercarse para evitar males mayores con los desesperados manifestantes que reclaman comida, empleo, salud, vivienda y otros derechos negados por la casta “globalista” y la rosca corrupta que dirige la alcaldía del Puerto, en manos de un reconocido enemigo de la ciudadanía (Víctor Vidal), no obstante haber sido uno de los líderes del Paro cívico del 2017, pero que hoy es aliado del uribismo y de las mafias de los Bustamante para saquear la ciudad. En pago de esa alianza es que el señor Uribe autorizo el nombramiento de la Presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad como nueva Ministra de Cultura, no obstante que tal personaje poco tiene que ver con el mundo de las artes, los libros, la pintura y demás expresiones simbólicas de la sociedad.

Por primera en la historia de la nación una Huelga política general se enfoca en la parálisis de la economía y deja de ser un marginal fenómeno de protesta, para desafiar  y golpear el núcleo central de la dominación oligárquica.

Ese proceso coloca en el lugar estratégico a la clase obrera y al resto de la masa de trabajadores, que aliados con los jóvenes, la Minga indígena, las clases medias y las masas campesinas,  han enfocado el actual movimiento en el terreno de la disputa por el poder para desalojar de los puntos vitales del régimen de dominación a la camarilla oligárquica que se apropia de la riqueza nacional. Es lo que hace tambalear el gobierno de Iván Duque, la marioneta de Uribe Velez y de Luis Carlos Sarmiento Angulo, el caudillo del conglomerado financiero.

Disputa y crisis política que pretende superarse con el recurso de la Conmoción Interior, en los términos de la iniciativa del ex ministro ultraderechista German Vargas Lleras, quien ha solicitado su declaratoria el día de ayer 23 de mayo, para poder establecer la Ley seca con carta blanca a la tropa, ordenar la destitución de gobernadores y alcaldes, autorizar detenciones sin orden judicial, restringir la movilidad y proceder a la expropiación sumaria de camiones y vehículos de transporte.

La ofensiva de las masas colombianas sigue y ya se cobró una nueva cabeza de la camarilla de Duque, la del Comisionado de Paz, Miguel Ceballos, a quien varias organizaciones internacionales de derechos humanos encabezadas por el Nobel Perez Esquivel le exigieron la renuncia. Ceballos destapo una profunda grieta en el campo gubernamental uribista propiciando señalamientos y recriminaciones desde las pesebreras del Matarife para tildar de oportunista y desleal a Ceballos, quien por lo demás fue colocado por Duque en la Mesa de diálogos con el Comando de Paro a sabiendas de que ese personaje se movía en la interinidad del cargo, lo que muestra el grado de irresponsabilidad de la Presidencia.

Es en este cuadro de convulsiones y aberrantes desplazamientos (similar al de un borracho) que hoy se tramitara la Moción de censura contra el Ministro de la Defensa, convocada por la Oposición civil, para denunciar la salvajada de tal funcionario, quien no ha ahorrado recursos y estratagemas para violentar a la inerme masa popular y juvenil inmersa en la insurrección generalizada.

Lo especifico de esta Moción de censura es que la movida parlamentaria estará acompañada de manifestaciones y plánteles al frente del recinto legislativo para fortalecer la demanda política que permita desalojar del Ministerio de Defensa este criminal sujeto y a los integrantes de la cúpula militar, como Zapateiro, directo ejecutor de la masacre en Cali y el Valle del Cauca.