Bogotá, 25 may (Prensa Latina) El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, estará hoy en el colimador de los representantes a la cámara del Congreso, horas después de que los senadores de oposición lo responsabilizaran de la violencia policial.

Este día, Molano enfrentará una segunda moción de censura por el criticado y denunciado tratamiento de la fuerza pública a las movilizaciones pacíficas en el contexto del paro nacional.

Ayer fue llevado ante el senado para responder por numerosas denuncias de abuso policial, por las cuales los senadores de opisición y gran parte de la sociedad lo responsabilizan.

El pasado 28 de abril, miles de personas salieron a las calles contra una reforma tributaria propuesta por el gobierno de Iván Duque y lesiva para la mayoría de los trabajadores.

Desde entonces, las movilizaciones siguen cada día y se extienden a todo el país con un creciente pliego de demandas al gobierno, pero al unísono la policía las reprime y hasta la fecha suman más de dos mil hechos de violencia, incluyendo más de 50 muertes a manos de la policía.

Son varias las razones expuestas por los congresistas que impulsaron la iniciativa de llevar a Molano ante el escrutinio del Congreso luego de casi un mes de multitudinarias protestas y represión.

Entre ellas sobresalen la estigmatización de la movilización y de líderes, la incitación a la violencia, el uso de armas de fuego por parte de las Fuerzas Armadas en las manifestaciones, militarización de la ciudad de Cali, intervenciones violentas en los barrios populares.

Además, manipulación de la red eléctrica durante operativos, acción parapolicial y civil, actos de tortura y violencia sexual, ataques sistemáticos contra misiones de derechos humanos, salud y periodismo y la promoción de la impunidad, entre otros.

‘El ministro Molano ha permitido, justificado y participado en graves violaciones a los derechos humanos durante el paro nacional’, remarcó en la plenaria del Senado Antonio Sanguino, de Alianza Verde.

Al terminar su disertación, exhortó al presidente Duque y al titular de Defensa a buscar una salida negociada al paro y a no convertir las calles de Colombia en paredones de fusilamiento de los jóvenes.

En Colombia ‘se ha producido un auténtico baño de sangre’ en los últimos 25 días, aseveró por su parte el senador de Polo Democrático Iván cepeda, uno de los impulsores de este juicio político contra el ministro.

‘Usted, Diego Molano, es uno de los máximos responsables políticos de la cadena sistemática de crímenes de lesa humanidad que se han perpetrado por agentes y grupos de la Fuerza Pública en Colombia desde el pasado 28 de abril’, enfatizó.

Por tal motivo, aseguró que el ministro debe ser censurado y abandonar la cartera de Defensa.

Mientras tanto, los congresistas que apoyan al oficialismo (Centro Democrático, del partido conservador, de la mayoría de los parlamentarios del Partido de la U, de Cambio Radical, Mira y Colombia Justa Libres) dicen que no votarán a favor las mociones.

Molano, en su defensa, justificó los excesos expuestos por los senadores, aseguró que los militares cuidan las protestas en virtud del ‘talante democrático’ del gobierno, respetan los derechos humanos, pero son contundentes con la violencia.

Al mismo tiempo, insinuó que detrás de los hechos ‘vandálicos’ estarían el Ejército de Liberación Nacional o las disidencias de las FARC.

Ante su arenga, el senador Cepeda señaló en su cuenta de la red social Twitter:

‘Ministro Molano: ni la reforma tributaria era la ‘ley de solidaridad sostenible’, ni el terrorismo estatal contra la movilización pacífica es ‘talante democrático’. Ya nadie les cree, ni los colombianos ni la comunidad internacional’.

Tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, los legisladores de las fuerzas de oposición (Polo Democrático, Alianza Verde, partido de los Comunes, Colombia Humana y la bancada liberal) exigen la salida del titular de Defensa, lo cual sería poco probable porque el oficialismo y afines son mayoría en el Congreso.

Las mesas directivas de ambas cámaras deben determinar el día de la votación, la cual pudiera ser a finales de esta semana, para definir si prosperan o no la moción de ayer y la que tenga lugar hoy martes.

msm/otf