Por Félix Carrillo Hinojosa

“El gobierno de Uribe-Duque con los partidos que le apoyan, plantea el recurrente discurso que “los bloqueos”, es la manera más perversa que tienen los manifestantes para causar daño a la comunidad. A ellos se les olvida, que la Corte Constitucional ha nutrido al país jurídico, de muchas sentencias sobre este instrumento, que desvirtúa la satanización que de manera fácil le indilgan y lo más grave, es que al centro de poder le encanta buscar el muerto río arriba y no como debe ser.

Colombia ha tenido unos gobernantes miopes, a quienes poco o nada les interesa el tema de vías, sea en el orden rural o urbano. Eso sí es el verdadero “bloqueo” a nuestros campesinos, que les impide sacar sus productos. Es decir, que los últimos diez gobiernos, por decir algo, son unos “vándalos”, contra la gente que produce la comida para todos nosotros. Por eso todo se encarece, en donde la cadena productiva que inicia ese joven, mujer y hombre mayor campesino, que no gana nada frente al intermediario que lo hace a manos llenas, no más que el de las cadenas de almacenes, que ponen los precios con una imponencia incontrolable, ante la impotente indefensión de un pueblo que debe recurrir a la tienda de barrio.

Las grandes vías terrestres, en ninguno de los órdenes existen, el tren fue tirado al olvido por una mafia organizada, que se apoderó de las carreteras colombianas y qué hablar de nuestros ríos con pequeños y grandes afluentes, que a más de su recurrente contaminación fueron dejados a su suerte, que siempre va en contravía del “progreso”, que siempre cacarean los dueños de Colombia.

Le corresponde a un nuevo modelo de país, con protagonistas más decentes, cuyas misiones burocráticas no sean tan perversas, que solo les interesa “el negocio”.

Todos los jóvenes, centrales obreras, las amas de casa, los habitantes de calle, indígenas, negros, raizales, afros y mestizos, que estamos en el paro, también marchamos por el olvido estatal que gestan de manera continuada, todos esos burócratas politiqueros contra el campesino, que a cambio de nada, produce la comida.

Toda esa gente rebelde, a quienes muchos les apuestan de no mantenerse en su puesto con bloqueos y de pie en el paro, es la misma que debe llegar en el 2022 a votar contra éste gobierno malo, perverso, inepto y cínico, que camaleónicamente tratará de poner a personas de su roll social, que les continúen sus proyectos nefastos. A todos ellos hay que derrotarlos”.

#Desdemiraya

Félix Carrillo Hinojosa