Por Neisa Mesa del Toro

La Habana, 21 mar (Prensa Latina) El carbón vegetal trasciende hoy entre los principales fondos exportables de Cuba por su gran demanda en países de la Unión Europea y del Medio Oriente, y los ingresos que genera a la economía nacional.
La Empresa Agroindustrial Ceballos (DCeballos), líder del polo exportador de Ciego de Ávila, asume gran potencial para la venta al exterior del carburante natural, con experiencia de unos cinco lustros en mercados de Italia, Grecia, Portugal, Turquía, Arabia Saudita y España.

Más de dos mil leñadores de diferentes territorios de la región producen este combustible de forma artesanal en hornos a la intemperie, sin afectar el medioambiente con el empleo del marabú, materia prima de bajo costo por resultar una planta abundante en los campos de Cuba.

Distribuidos en brigadas, los carboneros realizan la quema de forma simultánea, en al menos una veintena de hornos, para reducir el tiempo que demora este complejo proceso, lo cual requiere de mucha disciplina y precaución.

Para humanizar el trabajo, innovadores avileños idearon una máquina beneficiadora, de la cual funcionan ya 40, encargadas de limpiar y seleccionar el producto, explicó el director de Comercio Exterior DCeballos, Domingo Escalante.

Destacó el empresario que esos equipos incrementan la producción, clasifican el carbón y desechan las impurezas para mostrar un surtido con mejores cualidades e imagen.

Especialistas de la Agencia Internacional Cubacontrol son los encargados de evaluar la calidad y el peso del producto final, según los estándares establecidos universalmente.

A pesar de la compleja situación epidemiológica provocada por la Covid-19 y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la mayor de las Antillas, en 2020 los embarques del combustible sumaron más de 16 mil toneladas, informó Escalante a Cuba Internacional.

Indicó que las empresas agropecuarias Arnaldo Ramírez, La Cuba, Cubasoy y Ruta Invasora, junto a la de comunales Concávila, incluidas en ese proyecto de desarrollo territorial, aportaron al envío del carburante, considerado uno de los productos no tradicionales con fines exportables.

Anualmente, como promedio DCeballos comercializa en el mercado externo unas 25 mil toneladas del combustible natural, lo que contribuye a incrementar la capacidad financiera efectiva que tanto necesita la economía cubana, agregó.

‘El producto se entrega en sacos de diferentes formatos y por categorías, y nunca hemos recibido reclamaciones ni litigios internacionales’, enfatizó el directivo.

Agregó Escalante que ‘el carbón vegetal cubano es muy bien acogido por los compradores europeos porque aporta un buen nivel de calor, tiene una llama azul y no esparce humo ni ceniza’.

Este combustible originario fue acreedor del Premio de la Calidad en la Feria Internacional de La Habana (FIHAV) 2019, por sus excelentes cualidades caloríficas, no producir chispas y tener una duración superior a la de otros carbones fabricados con diferentes tipos de madera.

Según apuntó Escalante, en mensajes emitidos a la entidad avileña, empresarios extranjeros reconocen la calidad del producto y muchos compradores potenciales anhelan formar parte de su cartera de clientes, ya que está posicionado en un segmento importante del mercado.

mem/jpm/nmt

(Tomado de Cuba Internacional 471)