Resumen Latinoamericano, 18 de enero de 2021.

Líderes del Movimiento Rescate Nacional (MRN), en Costa Rica, recorren a partir de este lunes diversas regiones de esa nación centroamericana para organizar el rechazo popular al acuerdo que pretende firmar el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Uno de los líderes del MRN, Célimo Guido, declaró a medios locales que el recorrido busca crear un frente unitario para oponerse a las propuestas que maneja el Ejecutivo en la negociación con el Fondo, al que ha solicitado un crédito de 1.750 millones de dólares.

Guido precisó que en los próximos días volverán a las calles. Además, se refirió a la urgencia de detener el proyecto de empleo público que quiere imponer el presidente Carlos Alvarado, así como la venta de activos estatales y el incremento de los impuestos, entre otras pretensiones.

Un manifiesto publicado en la página web de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (Anep), señala que el proyecto de empleo público coloca en manos del Gobierno excesivas potestades para manejar a su antojo el régimen laboral de estos trabajadores.

El texto firmado por la Anep y otras organizaciones también se opone a la venta de activos estatales como la Fábrica Nacional de Licores (Fanal), el Banco de Costa Rica (BCR), el Instituto Nacional de Seguros (INS) y otros.

Respecto a los impuestos, se denuncia que se quiere imponer tributos regresivos a todos los trabajadores, con lo cual se les encarecerá la vida y no se atenderán las causas reales de la evasión fiscal que hoy experimenta el país.

Ante el pretexto del Gobierno de que el crédito ayudará a enfrentar el déficit fiscal, el líder de Anep, Albino Vargas, expresó a una televisora local que el acuerdo con el Fondo es innecesario pues “el sector descentralizado del Estado tiene un superávit de 7.000 millones de dólares”, dijo.

El manifiesto sostiene que “sobran alternativas” para atender la situación económica del país, agudizada por la pandemia de Covid-19, a la par que asegura que eso no es lo que quiere la oligarquía nacional, que apuesta por “profundizar un modelo económico concentrador y excluyente”, asegura.

Fuente: Telesur