FEDERACIÓN MÉDICA COLOMBIANA  17 DICIEMBRE 2020 

Con el avance de la enfermedad COVID-19 y el incremento de los contagios, sin duda el sector de la salud, los trabajadores que están en primera línea, han sido los más afectados de forma directa, pues al estar todos los días en contacto con pacientes sus posibilidades de ser contagiados aumentan junto con su tasa de mortalidad.

Una de las preguntas más importantes que se debe plantear es ¿por qué siguen muriendo trabajadores de la salud y por qué los contagios siguen en aumento?

Resulta fácil pensar en una solución pero la verdad es más compleja de lo que parece. Para mitigar el problema de los contagios el Gobierno Nacional tuvo que haber implementado ciertos protocolos que, sumados a la buena dotación de elementos de bioseguridad en el personal de salud, hubieran sido una buena defensa contra el virus. Sin embargo, la realidad es diferente, pues el Gobierno Nacional sí hizo el intento de introducir protocolos de bioseguridad pero dejó al sector de la salud a su suerte y con una pésima dotación de estos elementos, lo que dificulta la tarea de atender pacientes sin que se elimine o se disminuya drásticamente el riesgo de contagio.

“En Colombia esta es una problemática que se está viendo consistentemente muy a pesar de algunas medidas que se hayan tomado, también por la falta de conciencia de la población donde no acata la normatividad de bioseguridad que se debe tomar”, afirma el Dr. Adan Muñoz, presidente del Colegio Médico del Norte de Santander, haciendo énfasis en que hay una irresponsabilidad de la población al no respetar las medidas mínimas de bioseguridad, razón por la cual, entre otras cosas, dicho Colegio Médico expidió una carta el pasado diez de diciembre al gobernador del Norte de Santander Silvano Serrano y al alcalde de San José de Cúcuta, Jario Yáñez, con la finalidad de solicitar una cuarentena obligatoria en toda la ciudad, teniendo en cuenta que Cúcuta en los últimos días ocupó el primer puesto con más fallecimientos por COVID-19.

A su vez, el Dr. Muñoz recalca que el Estado colombiano ha tenido muchas falencias con respecto al manejo de la pandemia, “ha faltado asesoría verdadera de los profesionales que están en línea del frente atendiendo especialmente en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), e igualmente ha faltado comunicación para que las empresas puedan cumplir con la entrega de todos los elementos de bioseguridad”, agrega.

A estas declaraciones se suma el Dr. César Prieto, presidente del Colegio Médico del Valle del Cauca y secretario general de la Federación Médica Colombiana, el cual argumenta que hay carencias en los organismos gubernamentales diseñados para evitar y estudiar la propagación del virus pero que no están cumpliendo sus funciones, “se ha mencionado un Comité Asesor pero que no sabemos exactamente cómo está compuesto, es decir, parece que sí hay médicos y personal científico especializado, pero también hay un gran componente de otras disciplinas y entonces las cosas que se hacen no son muy claras porque unos días se dice una cosa y luego a los pocos días se dice otra cosa completamente contraria”, comenta.

Adicional a esto, se suma el hecho que el Estado colombiano esté ocultando las verdaderas cifras de fallecidos por COVID-19, tanto de trabajadores de la salud como de la población civil, pues hasta finales de octubre había un aproximado de 165 trabajadores de la salud fallecidos a causa del virus y no menos de 90 como lo indicaba el Gobierno Nacional.

Ante esto, el Dr. Muñoz piensa que es un problema el no saber exactamente cuál es el interés de ocultar el verdadero número de muertos por la enfermedad, “tengo que decirlo y con mucha tristeza, en nuestro departamento y especialmente en su capital Cúcuta, llevamos prácticamente 14 profesionales de alto reconocimiento que lamentablemente han fallecido e igual un número importante de personal paramédico y otros trabajadores del área administrativa y de los organismos de salud”, añade, haciendo un llamado a que este tipo de datos no deben ocultarse y, en cambio, hacen parte de la realidad de todo un país.

Además, el Dr. Prieto cree que las cifras reales superan el millón de contagios en el país junto con el número de fallecidos, “las pruebas de ello es lo que está pasando en las UCI, según el Estado, los contagios y fallecimientos están disminuyendo, pero la ocupación de las UCI en algunos sitios del país, por ejemplo aquí en Cali, estuvieron esta semana con el ciento por ciento de ocupación con pacientes COVID”, reafirma. Si la curva de contagios realmente estuviera disminuyendo no se estarían presentando situaciones de sobreocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos.

El ser trabajador de la salud últimamente ha sido visto de forma despectiva y como “propagadores” del virus, no se les ha dado el reconocimiento pertinente. Sin embargo el Colegio Médico del Valle del Cauca junto con la Orquesta Filarmónica de Cali decidieron rendir un homenaje al personal de salud fallecido a causa de la enfermedad de COVID-19 y a los que siguen luchando contra el virus en primera línea.

Hasta hoy se han realizado tres presentaciones en Cali, frente al Hospital Universitario del Valle, en la Fundación Valle del Lili y en el Centro Médico Imbanaco. “Pensamos hacer otras dos en Cali y por lo menos unas tres en ciudades intermedias, como para un aliciente al personal sanitario para que vean que todavía hay algunos estamentos que los apoyan en realidad en su lucha tan complicada”, finaliza el Dr. Prieto, presidente del Colegio Médico del Valle del Cauca.

Adendum:
Un grupo de Médicos denuncia que es muy grave la situación de Salud en Cúcuta y Norte de Santander:

“Las medidas gubernamentales tomadas por el puesto de mando unificado conjunto para la atención de la pandemia de la Covid-19 en el Departamento Norte de Santander el día 11 de diciembre del año 2020, consideramos que son insuficientes y no responden a las necesidades apremiantes que vive el departamento”

“Se insiste (por decreto) en el aislamiento selectivo y el distanciamiento social responsable, medidas que ya fueron implementadas en ocasiones anteriores, las cuales claramente no han sido acatadas por la ciudadanía y ha faltado autoridad para su cumplimiento”

“No se entiende como se insiste en el distanciamiento responsable” (…)

“Esta calamidad pública en nuestra ciudad se ha desbordado alcanzando límites inimaginables, superando la ya extendida capacidad hospitalaria y de camas de cuidado intensivo que apenas logran rescatar el 20 % de quienes pueden acceder a ellas. Esto ha ocasionado que cada día nuestros enfermos estén falleciendo en sus casas por Covid-19 o por la falta de atención de las enfermedades comunes, cuyo daño colateral también está cobrando un sin número de vidas humanas”

“A lo anterior se agrega que para los siguientes días no tendremos insumos hospitalarios, ni medicamentos, necesarios para atender los enfermos, los cuales ya escasean en nuestras instituciones al igual que en el mundo entero. Tampoco habrá quien los atienda por que la creciente afectación del recurso humano en salud está generando incapacidades temporales y permanentes, y todos los días cobra vidas muy valiosas e imprescindibles en estos momentos” (…)

“Insistimos en la necesidad de recurrir al aislamiento social obligatorio como una medida necesaria” (…)

14 de diciembre de 2020

Tomado de federacionmedicacolombiana.com