El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, destacó que en la actualidad los “pueblos de Suramérica retoman el camino de UNASUR” bajo la ideología de la integración en la que se pueda trabajar con actores como Rusia, China, Turquía o Europa. 

Durante su participación en el foro internacional virtual sobre este tema, añadió que “UNASUR es una organización de avanzada, que propone respuesta a los verdaderos problemas de nuestros pueblos”.

Reiertó que UNASUR no está muerta. “Hay que ir al diálogo con los gobiernos, debe haber una agenda para la transición”, sugirió el representante de la Diplomacia de Paz Bolivariana. 

Por su parte, el exsecretario General de UNASUR, Ernesto Samper, sostuvo que soplan vientos progresistas en América Latina, por lo que propone reconfigurar el papel del Estado como punto central del devenir político.

“Tenemos que decidir quién paga la factura de la pandemia: las víctimas, los trabajadores o los que se beneficiaron de la pandemia”, enfatizó Samper.

Asimismo, propuso tres elementos para generar una integración real pero sin una visión neoliberal:

1. Creación de valor, propuestas en materia de crecimiento.

2. Inclusión social, estudiar propuestas de una renta básica solidaria.

3. Construcción de ciudadanía; movilidad de las personas, recuperar el sentido de comunidad”.