París, 7 nov (Prensa Latina) Bolivianos residentes en Francia alertaron hoy sobre las intenciones de la extrema derecha en el país sudamericano de arrebatar la victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) y llamaron a la comunidad internacional a defender la democracia.

A un día de la toma de posesión del presidente electo, Luis Arce, la representante de Wiphala France, Janet Ramos, denunció en declaraciones a Prensa Latina los planes golpistas de algunos sectores en Bolivia, a los que calificó de resentidos y temerosos de la justicia por los crímenes cometidos durante la dictadura que siguió al derrocamiento de Evo Morales a finales del año pasado.

Retoman las denuncias de fraude, convocan a instaurar un gobierno cívico-militar, realizan bloqueos y apelan a la religión como arma de ataque político para desconocer la voluntad popular expresada en las urnas el 18 de octubre, señaló.

Asimismo, repudió el reciente atentado con dinamita en la Paz contra la sede de campaña del MAS, donde se encontraba Arce, y comentó que ayer bolivianos residentes en Francia realizaron un tuitazo para condenarlo y atraer la atención sobre lo que ocurre.

Ramos recordó el triunfo categórico del binomio Luis Arce-David Choquehuanca, con el 55 por ciento de los sufragios a su favor, y el reconocimiento local y mundial a los resultados electorales.

No podemos aceptar que la ultraderecha pretenda imponer su voluntad e ignorar unas elecciones con una victoria tan amplia, que pudo ser mayor sin los boicots y obstáculos impuestos en Bolivia y a los residentes en el exterior, insistió a Prensa Latina.

De acuerdo con la representante de Wiphala France, no deberían quedar impunes los actos racistas y los crímenes cometidos contra la población durante el gobierno de facto.

Las posturas anti-democráticas que vemos en un pequeño grupo son eso, el temor a la justicia, sentenció.

mem/wmr