Caracas, 11 sep (Prensa Latina) Venezuela enfrenta hoy una campaña mediática dirigida a desvirtuar el esfuerzo de las autoridades gubernamentales y sanitarias en el enfrentamiento a la pandemia de Covid-19, aseveró el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

En declaraciones difundidas por Venezolana de Televisión, el mandatario desestimó un artículo publicado por el medio estadounidense CNN, el cual presentó pronósticos alarmistas sobre la propagación de la enfermedad en la nación sudamericana.

La cadena norteamericana estimó que Venezuela podría registrar un promedio de 14 mil casos diarios del padecimiento viral hacia finales del año, afirmación calificada por Maduro como un intento de tergiversar la realidad del país.

Maduro reiteró el compromiso del gobierno venezolano para garantizar la atención médica especializada y los tratamientos de forma gratuita a todos los pacientes infectados con el patógeno SARS-CoV-2, a pesar de las limitaciones asociadas al bloqueo económico, comercial y financiero implementado por Estados Unidos.

El presidente de Venezuela desmintió además la existencia de un subregistro de las cifras de contagios y fallecidos divulgados por las autoridades; ‘todos los datos suministrados por la Comisión Presidencial para la prevención y control de la pandemia están validados por la Organización Mundial de la Salud’, afirmó.

Asimismo, el país abrió las puertas a decenas de miles de connacionales procedentes de otros estados de la región sudamericana con elevados índices de transmisión como Brasil y Colombia, lo cual incidió en el incremento de casos confirmados en el territorio venezolano.

Maduro destacó que el 98 por ciento de los pacientes de Covid-19 en Venezuela recibieron los cuidados correspondientes en centros asistenciales del sistema público de salud.

Hasta la fecha el Ejecutivo bolivariano reportó 57 mil 823 personas afectadas por la enfermedad, de las cuales 46 mil 125 ya superaron el cuadro viral, para un balance de recuperados del 80 por ciento sobre el total de contagios confirmados.

De igual modo, Venezuela registró apenas 460 víctimas fatales, para una letalidad inferior al uno por ciento, una de las más bajas a nivel global, de acuerdo con cifras oficiales.

mem/wup/cvl