Beijing, 3 sep (Prensa Latina) China rechazó hoy y calificó de injustificados los nuevos requerimientos que Estados Unidos impuso a su misión diplomática, lo cual añade tensión a los nexos bilaterales justo cuando atraviesan la etapa más desafiante desde su establecimiento.
En un comunicado oficial, la nación asiática advirtió que la Casa Blanca viola las convenciones de Viena sobre las relaciones diplomáticas y consulares con el anuncio de restricciones y obstáculos a la labor de la representación de Beijing en suelo norteamericano.

Según denunció, las medidas van incluso en contra de los valores de apertura y libertad proclamados por el gobierno estadounidense.

‘Urgimos a Estados Unidos a corregir su error, revocar esta decisión y proporcionar apoyo y facilidades al personal diplomático y consular chino para que desempeñen su funciones’, agregó la nota, divulgada a través de su embajada en Washington.

La víspera el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, anunció la exigencia de una autorización a los funcionarios chinos si desean visitar campus de universidades y reunirse con dirigentes locales.

También en lo adelante deben buscar el visto bueno de la Casa Blanca antes de realizar eventos culturales con más de 50 personas en lugares fuera de sus sedes e identificar todas las cuentas en las redes sociales como pertenecientes al Gobierno del gigante asiático.

De acuerdo con Pompeo, estas medidas se tomaron bajo el argumento de reciprocidad en las relaciones bilaterales.

Sin embargo, se encadena a una saga de hostilidades que empujan a ambas potencias a un terreno tan peligroso que da lugar a aseveraciones sobre la llegada de otra Guerra Fría.

El contrapunteo de los últimos meses abarca temas sensibles como la situación en la Xinjiang, Taiwán, Hong Kong, el Tíbet y el mar Meridional, restricciones a la prensa china, más trabas a la empresa Huawei, cierre de consulados y la venta forzada de la aplicación Tik Tok.

Tal y como vaticinaron analistas de todo el mundo, las fricciones Washington-Beijing suben de tono según se acercan los comicios de noviembre en Estados Unidos, pues el presidente Donald Trump hizo del tema China el principal punto de la campaña para su reelección.

ymr/cvl